Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ÍKP III d e síiva. Yo uie veo por los m iiles de íinipúzcoíi 6 de Xnvítrra al frente d e unn partida, viviendo s i e m p r e en acecho en u n a rnnliiura elasticitiaO d e 1.1 voluntad, ritacando. h u y e n d o esoondiéndon: e é n t r e l a s m a t a s haciendo marchas forzadas iijcendiandr) el caserío enonviiio... Yo me veo d e cabecilla, con cuarenta ó cincuenta honibrcs, e n t r a n d o en las aldeas á caballo, la boina sobre los OJOS, el sable al cinto, mientraji las camp a n a s tocioi en laijilesia, V Ineí o me fijíuro encont r a r m e en la rasa del párroco 6 en la ca. sa del alcalde, en la mesa, hablan do amablemente, contando las peripecias de u n a acción. Y mientras, la sobrina del cura o la hija del d u e ñ o me mira con curiosidad y uon egipánto ¡y al anochT cL r, después d e haber bailado en la pla a con la chica más u a p a del jiucblo al son del tamboril, de haber vacijido la J i t a s municipales, pienso en el placer de h u i r por los senderos húmedos, mont e ürriha, y en cl placer d e descansar en u n a borda sobre u n a cama d e hierba seca. Y un ¡nstinlo guerrero, í no idéntico, parecido, aulicado i la vida, apli- ff i-