Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Cataluña, p o r q u e es iiU 3 ict ¡vn y miiy laboriosa y lUuy niiga d t rivf y Oc rr- i unr, tiene el ¡ihuíi lltiia tlt iíltíüidacJ. N o es v t n i o d nQ Cal liiüa. sea niatenalista y práctícíL y f 7 e ¡ii en el sentido en q u t tutra lnieiile se aplican estas palabras. N o se puede hacer pau sin levadura, ni logtar cosccli ism SClliiila. T LiTJpoerJ 5 c p u e d e ffúíicar lo q u e aulcs no ha Ído idea. Kn lo real encontramos los eltmem s d e niiestrrts nbrris; no el alma, no el eíjpíritu de ellas; el alma de ellas está eti lo ideal y no puede rra ¡izar Hincho el í Ue antes no ha idealizada mucho. Lo q u e h a y es que l a idea catalana, en su forma final, es siempre ley: brota de las cosas y vuelve á las cosas p a r a nutrirlas, conibiuarlas y organizarías. N o tenemos místicos sino por excepción en Cataluña, y en nuestro credo reh ioso como lia hecho notai el poeta, üubrjtyamoíi, con triunfal y valiente emoción, estas palabras: iCreo en la Tesurreeeióíi de la canic.