Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
l.i TieO jVc crn d e esperar. Sc. 1 q t i c l n s cornonlcs Ic niiínión rc pt Cto A l- i ín ítrcncía N; ipi íWi cu (tiTOSlrní i. sunlf s tniptv. iii íi i toiiuir otroh mí l os. hta uv a p a r a t o s a apí stur: í i c ni (ii eniT: il cultú- rtn ít CITUUVIHIIU. y pnsEiiiniiería d e la talit n á IFJS pies, y l a in- íoU- ncia íle unos hol Hjlos q u e iiiA rfiic It auiijíos KC d a b a a i r f s d e Cíinqui- stadorc- s, irt H ünnra mal al piitMu. í- l lieL- ho es iiuc no fi la acot; ííi; i ÍUL- iria. sino uc sin acal iír el día hiilni ya snnj: ncnlos. a u n q u e aislados díslnrltioiJ, cntr al; íunos individuas d e la ínipffial y in: in ili s y clii vptros, y lirísta tal cual lanoe vcnliLido saMu L- H ma línlrc ofidales ilo IO- J d o í ejércitos naTmííos Kij I r n c p i c U cTitradj de FuniLiJiUí VJí fiiO a o n t e d n i i c n l a de tan i: pansivu rc íocijo. q n e con ser el s i l i In- in ÍT íiiTidif et fi sUjorJ d e iírnal ú pnrecida índole, sí en o t r o pn io desplegarse mayor pomjia tlt se advirtió se; iramenlc Itin iinániíne y e x p a n s i v a iniciativa ínilivi ínal como en aquél. liiíiienso uutío á pie v i caliallo. t- n calesine j y inila siJurie d e v t h i e u l o s de que p n d o d ¡S ioneríte. scliabia nU l a n l a d o ya d: L dc la noche anterior por el cainini d e Aranjueí, ansioso de ser el prinieru en recibir al fpie ya lodos llainahan el iJc- scado y Ín que se necesitara q u e las antondadtfS cxcilaraii con bandus y requisilon. is al veciniliirio d e la vilU. no q u e d ó t u ella baltu oi iH ventana d e alcurniado palacio ni d e modestisinia ca. a en que no colj- aTa. q u i t n no Inirdadop lapices y rtcamadoí reposteros, a b i g a r r a d a s colcbas y remc ndadop cobcrlorc- í, iToa decir que ni menos de seis lloras tardó t i monarca t u n c o r r e r en el llcnuoso caballo blaneo de pura r a a espailidni q u e montaba, el trayecto cjue media ent C el lemplo d e Aloclia y el rcjjio aleaban no h: iy que añadir si luiría la ninltilud t x i r c u i o s de adoracii n y cariño el n u e v o monarca, cuvo corcel, liternlmente levjTilndo en vilo p ir niill, iri d e bra os. no enconlrab; i treelio de calle en q u e p o n e r los cascos que no e luvierní alfoiiilíradn poi capas de- r- ina, maiitillas d e blondas y utras p n n d j s d e e tir rjue se lendian á los píes d e aquel iMolo d e poldaoas y ti nulas c e j a s carnoha y caída nariz, ojos tan desmesurados cil t a m a ñ o como fallos de cxpresióií. y corlas pálidas del nej ro ajeniado d e las alas del cuervo. l.o p a n d e r o- q u e quebraron las ninj: is. las jrí fííantaíi q n e enronquecieron d a n d o v i v a s á Fernando, y lo? i cenlenares de p a b t n u n que d e los balcones de las casas del tránsito se soltaron al paso d e la re ia eomltiva. darían ciíras fabnbisas le haber habido cpiien se entretuviera en contarlas por nienndi lí siquiera en calcularlas por alto, línlnsia nuí tan u n á n i m e y expansivo c imo n puél, a lo liemos dicho, podrá haberse igualado en poc. is, iíuntjue al en algunas ocasiones; pero t exeedcrlc no se ha Ik- i do u u a c a 11 U s t i n i a que cu iuto había hecho el nuevo Míberano t- n los escasos días que llevaba d e cmjmñnr su cel ro. con taniiA iuqiacien ía esperado, n o justificara del todi ci entusiasmo i j uiar. Si con encaso ncíerto habían MH íCedido las ma de l ¡is veres los reyes deslroTrados eU la i k c e i ó n d e SU. K consejeros, no parecía ser mayor, ni mticlio niciioA, el ipie mostiaba en icasión lan diücil cunm Aqnella el novtl nmu- irca. lil jirinitT acto de ia soberanía d e éste había ido levantar el destierro á los comprometidos C hi causa del Escoíiaf. con Jo cual, excusado es decir que el q n e había lle íado al hido d e sU amadísimo dj cípub desde MI confinamiento d e Tardón, h o n r a d o CÍIU un pue -lo en el C pnT ejo d e Kslado y ron la uran cru d e Carb s i n e r a aquel Irist emente célebre D J u a n l scóí qnijí, quc lanías y lan r e p t t i d a s señales íiahía dado d e ser no menor q u e su d i s n u d i d a é injustificada ambición, su falta de liucn sentido y sano disceruhi: tento.