Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ANO XV MADRID 3o DICIEMBRE DE 1905 N U M 765 W o dejará el cronista de hablaros d e la lotería. Vosotros esperáis que hable, y él se siente inclinado á ello. La lotería no es, como dicen algunos, un vicio nacional; al contrario, es ocasión para que mostremos los españoles una de nuestras virtudes más positivas: lapaciencia. ¿Quéhemos hecho siempre nosotros sino vivir á la expectativa, esperar á ver lo que cae? Si cae el gordo, bien, lo acef tamos; s no cae n a d a bueno, seguimos a g u a r d a n d o pacienteris nte, tendidos á la bartola; -sin perder la alegi ía ni la esperanza. Hay que estimar estas virtudes nacionales, y si cualquier menguado las desconoce, tenemos los españoles derecho á indignarnos. Os referiré el caso de u n pobre golfo que se p a s ó ueintícuaíro horas á pié firme para conseguir EL SORTEO DE NAVIDAD. GRUPO DE GENTE CALENTÁNDOSE J U N T O Á LA HOGUERA E CENDIDA A N T E LA CASA D E LA MONEDA i i i v í 1. 1 V S i 1 V- LOS FAVORECIDOS CON EL PSEMIO TERCERO A N T E LA PUERTA DEL CAFÉ DE SAN MILLÁN y vender el puesto primero de la fila de aspirantes á ingreso e n el salón donde había de celebrarse el pasado sorteo de Navidad. Renunció el hombre á comer pan á manteles y á calentarse al amor de la lumbre que algunos colegas s u y o s encendieron ante la Casa de la Moneda, sólo por conservar el puesto primero. Ejemplo tan alto de paciencia, de desprecio á los bienes terrenales, de esperanza y de fe en la generosidad humana, no se citarán muchos. Podéis asegurar que el golfo, como la lechera de la fábula, creyólo menos que aquella larga y paciente espera había de ser la base de su fortuna. En otro pueblo quizás lo hubiera sido; pero en España somos todos capaces de esperar soñando lo que nunca llega. Dos pesetas