Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
¿Sabes quién soy? El raj o de la luna. ¿Sabes de dónde vengo? Mira arriba... Es mi madre brillante cual ninguna; trepo al árbol, me extiendo por la duna y eorro por el agua fugitiva. Como un ladrón que acecha la fortuna las tapias escalando me verás. No tengo frío ni calor jamás. Soy tan pequeño, que paso por los sitios más pequeños; por los cristales me filtro, voy á sorprender los sueños. En el bosque silencioso los galanes y lás bellas, para amarse más á gusto, marchan siguiendo mis huellas. Después, cuando en el espacio entre las sombras me pierdo, dejo dentro de las almas de mi tristeza el recuerdo. De olmos y pinos en los verdores para mí cantan los ruiseñores, y yo visito con mis reflejos las madrigueras de los conejos, que abandonándolas al verme á mí, en saltos rápidos huyen de allí. En las barrancas á entrar acierto y á los dormidos gamos despierto. La cierva absorta su calma deja y sorprendida corre y se aleja, como si huyese del cazador, adonde el ciervo le brinda amor. Mi madre las olas de espuma levanta; yo me alzo, en la arena fijando la planta. Yo los sueños velo del bosque sombrío; por obscuras sendas corro á mi albedrío. Yo parezco á veces un puñal brillante, y medroso entonces tiembla el caminante. A un alma dichosa la invito á soñar, y en los desgraciados doy tregua al pesar. ¿Sabes quién soy? El rayo de la luna. ¿Y sabes por qué vengo de allá arriba? Era obscura la noche cual ninguna y podías perderte por la duna ó caer en el agua fugitiva. Para hacerte elegir senda oportuna entre la obscuridad cj ue te envolvió, por ti desciendo de mi altura yo. Por la t r a d u c c i ó n RICARDO J. CATARINEU DIBUJO DE REGIDOR