Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
I f) f n. nu itguaiuau el iranajo, ison Bermejos, rfe paso tardo. Son bueyes cansinos. Van tristes. Al andar, por las caderas íes apuntan los huesos. Las cutrales, según pasan, con ojos maternales miran, alto el testuz, en las praderas. Los bueyes no las ven; llevan los ojos perdidos. Filosofan. Con la frente noble abatida, van. Hacia el poniente marcha el rebaño de los bueyes rojos, de los bueyes cansinos. Uno mira al cielo. Sobre el fondo do oro y grana recorta en negro la cabeza anciana sus cuernos, que parecen una lira. Los bueyes marclian cavilosos. ¡Hala, güe! -grita el conductor. -Los bueyes nobles dejan atrás los centenarios robles fi los castaños. ¿No sabrán su mala fortuna, -la ciudad, el matadero? En la paz do la aldea, hacia el ocaso, entre árboles en flor, por un sendero paso á paso caminan, paso á paso. RAÍIÓN PÉREZ DE AYALA DIRU. IO DE R E G! O R