Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LA FUENTE DEL TRIBUTO HA lie la í iniilia de las Cíifiíis. míe vale t a n t o como lecír que habí. i naoido Coiícha jireílf Ü. ser ilo csus mujtTe. s subre las Cuales cae t i iinflli iiia ilf In, j t- nles. a u n aulcü de niie It iii; ocasi íil de pecar. Concha. ¡I jiiicn 11 nTii ii) i i la C fl, ¡hj, jui ó ile cli ¡rticl: i con los inilcliachua al tiujrro y á la or. tiit íorii. t t Ti t i cjulii, y do aiiduvÉ sit- Jiiprt- bítMía, sin ucup rse en otro n i t o e s t e r q u e en currtttfiír el piit hln á cnc tas con JO- SCIIIOH SU b t n n a i i o menor. La obicn era dcciim, íin: i de muñec: i.4 y cauilla. mórbida de cuello cabalmente proporoíonada d t fornias. n o blanda decoración y m u y ca l caladora y afeuda. La conducta de la i -iJ ¡rf a era extraña. Admitía rtijuiebros íle todos, y si á niauo venia, rej; alos diversos, lides como cruces, rosaríDS, aníUus, ji. ifiuelos de Hcd, y n t r o s semejantes obseíjuios; pero a turbar el eso d e la mucli- icha nadie lte; ¿i iH y uitii js á lograr ni con dádivas, ni con promesaj f ni oou amcuaíius rendir el alma ni mancliar la honra inmaculada de la UJOiía. De ludus lo. s múltiples talenlns de Conchan el m a y o r síu á- aÓn del ii5 ser la perejrrina habilidad q u e tuvo para ajirnvecbaise d t la muniíícencia y esplendidez tícsus enamorados, y sonadísimo fué el caso q u e aquí sucintamente se refiere. Tenía nn aperador iJ- J u a n Cívico, q u e se llamaba Rodrigo: perdió éste el juicio por l.i Cnítiíh. y siempre que entraba en e pueblo con la recua de borrújUtUos catp ados de triijo, hnrlalii. ui, aceite ó vino Concha, con Jnselíto entre los hraí os, le aijuardaha lunio á ía fneult, p r e v e n i d a de cánlaroíi ó sacos y el aperador traíie aba uo e s c a l a cantidad de calJo. ó anos á los costales ó vasijas que la mucbacluí llevara, cantidad q u e nn bajó nunca d e la décima p a r t e de lo q u e KodrÍK conducía. Ajhercibióse D. J u a n Cívico del manejo d e su criado, y en vez d e echarle de su casa, limitóse á sustituirle por otro UJ 07- 0 de labor, el chicarrón elegido, lejos de portarse como era de esperar, ahonú la conducta de su antecesor, porque obsequiaba á Concha con tríbulos que excedían de la dnodécima p a r t e de las rentas en especie de su amo. Este no se díó por vencido, y en un aüo m u d ó de conductores de Jrnlos seis veces, y si líodn; o dnba la Jécíma, el sexto í; uf: tituto rpgaló dispendiosamente l a vi ésinia v ann la trij- ésima parte de los frutos que se le ronfíaroi Amoscado Cívico, denunció al j u e z lo que sucedía, y éste, a u u q u e era Ictraao, dio ai traste con sus levcíi. y eueolosinado con Ui hcrmijaura d e! a mo a, no liiío nadjL De público se decía q u e U. J u a n era padre de la d l H i; pero fuéralo ó no e! hacendado, mirando las cosasc (in calma, d e l e n n i n ó ser c o n v e n i e n t e celebrar u n a entrcv sta ron la muchacha. J u n t á r o n s e el Hcach íii y Cnucba j u n t o ¿III fuente, y allí convini -r- i w cu adelante U moza se contentaría eon cobrar el quiulo d e los productos de las fincas de 1) J u i; i, con) u que de un modo fijo y re c ilar establecióse el tipo de las b e l a s que ella retendría; d e donde Concha yano señorío y bienes, y 3 a íuenle lomó nombre de F u e n t e del Tributo, V. C. DIBUJO liX UUSOZ L I J C H N A