Navegar por fecha > madrid > blanco.y.negro > 1905 > 11 > 25Volver

Páginas:  1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20
Blanco y Negro (Madrid) - 25/11/1905, Portada

25/11/1905 - Blanco y Negro (Madrid) - Portada

B t M O VREGRO Revisra lEusTRara LA PRIWERA VÍCTIMA. P 0 c ¡EG 100 ff n! 760 3 o Cí
Blanco y Negro (Madrid) - 25/11/1905, Página 2

25/11/1905 - Blanco y Negro (Madrid) - Página 2

UN PODEROSO TAUMATURGO OUEA LAS ENFERMEDADES CON S ü MISTERIOSO PODER MARAVILLOSO TRATAMIENTO m CONO. UISTA TODAS LAS ENFERMEDADES Puede curaros en vuestra propia vivienda. Ofrecimiento generoso. Creo que es u n crimen el j u g a r con la salud del prójimo, con m i r a s de e x p e r i m e n t a c i ó n s Tales son las p a l a b r a s p r o n u n c i a d a s por Mr. G. A. Mann, P r e s i d e n t e del Instituto de Hadiopatía. Si yo no supiera de u n modo positivo que m i nuevo t r a t a m i e n t
Blanco y Negro (Madrid) - 25/11/1905, Página 3

25/11/1905 - Blanco y Negro (Madrid) - Página 3

BíartcoyNép Revista Üustmía ANO XV MADRJD 25 NOVIEMBRE DE! 9o5 NUM. 760 1 OS AMIGOS DEL MUSEO. UN ELEGANTE. Este querido amigo nuestro que aquí aparece- arrancado de un cuadro del maestro Goya- -es un elegante, es decir, es un petimetre. Los petimetres son unos jóvenes terribles; todos los moralistas de la época están indignados contra ellos. ¡Qué cambio en las costumbres! -exclaman estos graves varones. -En el siglo pasudo, ó sea en el KVII- -continúan pensando, -todo era virilidad; en éste, en e
Blanco y Negro (Madrid) - 25/11/1905, Página 4

25/11/1905 - Blanco y Negro (Madrid) - Página 4

VIENA. E t EMPERADOR Y EL REY EN LA AVENIDA PRATEESTRASSE IflOMO complemento de nuestra información anterior, publicamos en esta plana dos fotografías; representa una de ellas el paso de las comitivas imperial y real por la soberbia y monumental vía Praterstrasse, en Viena, en la cual se eleva el monumento al vencedor de la batalla naval de Lissa, almirante Tegetthoff. En dicha calle y en t do el camino que los Soberanos recorrieron, desde la estación hasta llegar al Hofburg, el pueblo los aclamó incesa
Blanco y Negro (Madrid) - 25/11/1905, Página 5

25/11/1905 - Blanco y Negro (Madrid) - Página 5

VUKLTA DEL TRABAJO
Blanco y Negro (Madrid) - 25/11/1905, Página 6

25/11/1905 - Blanco y Negro (Madrid) - Página 6

p -i. Huyó la prifaavcra dulce y templada; ya no está la campiña llena de flores, ya no se oyen ocultos en la enramada los trinos de las aves cantando amores. Los árboles sin hojas, sin luz el cielo, el aire sin perfumes y sin aromas, y allá, á través de triste lejano velo, tapizadas de nieve las altas loraasCuando llega el invierno mudo y helado, sin luces, sin colores, sin armonías, queda el nido en las ramas abandonado y todo queda triste, sin poesía. También el alma tiene su primavera llena de
Blanco y Negro (Madrid) - 25/11/1905, Página 7

25/11/1905 - Blanco y Negro (Madrid) - Página 7

K v x v Vir v J T -r T- i UÉ hermosa era la Pfincesíta! Robadle á la primavera los matices de sus rosas pálidas, y tendréis su cutis; al mar meridional su azur líquido, y tendréis sus pupilas; á la seda nativa su áureo y fino tusón, y tendréis la mata de su pelo. Y tomad, (si sabéis dónde encontrarlas) las virtudes dulces y frescas de un alma de flor; la piedad, la ternura, la generosidad, el amor ideal hacia todos los humanos- -y tendréis el espíritu celeste de la Princesita hermosa. Esta per
Blanco y Negro (Madrid) - 25/11/1905, Página 8

25/11/1905 - Blanco y Negro (Madrid) - Página 8

odio el bien que se intenta hacerle. Su instinto, en este particular muchas veces acertado, le dicta que es rarísimo el desinterés, y que la beneficencia se ejerce, por lo general, con algún fin útil al mismo bienhechor. Y á los bienhechores del todo altruistas, les desprecia en el fondo de su alma, porque la razón le grita: No serías tú tan inocente -El hombre- -opinó el profesor de Higiene- -es una cloaca y una sentina. Para guardar la salud, nuestra época adelantada no ha sabido discurrir cosa mejor que
Blanco y Negro (Madrid) - 25/11/1905, Página 9

25/11/1905 - Blanco y Negro (Madrid) - Página 9

LOS INFANTES D, FERNANDO Y DOÑA MARÍA TERESA fM üBLiCAMOS el retrato más reciente de los infantes D. Fernando y doña María Teresa, en que la -maestría del Sr. Franzen ha sabido aunar el arte con la realidad. E l infante D. Fernando de Baviera es el príncipe tercero de su ilustre familia que contrae matrimonio con una Infanta española. Ya en 1856 el príncipe Adalberto, abuelo de D. Fernando y tercer hijo del rey I, uis I de Baviera, se casó con la hermana del rey D. Francisco. En 1883, el hijo mayor del prín
Blanco y Negro (Madrid) - 25/11/1905, Página 10

25/11/1905 - Blanco y Negro (Madrid) - Página 10

N ningún cuento de hadas ha aparecido como héroe un Príncipe, no que supere, sino que se asemejara siquiera al príncipe Francisco. No consta en viejos cronicones si en el instante feliz de su nacimiento se dieron ó no cita las hadas para hacerle cada una su rico presente de belleza, valor, sabiduría, virtud y felicidad; pero sí es cierto que de los efectos se inducen las causas, ó no hay lógica en el mundo, ó hay que asegurar que no faltó ninguna al fausto acontecimiento. De la varonil belleza del Príncipe
Blanco y Negro (Madrid) - 25/11/1905, Página 11

25/11/1905 - Blanco y Negro (Madrid) - Página 11

rada ó una reliquia milagrosa; el dolor había decolorado todos los rostros, el llanto había surcado todas las mejillas, la angustia había oprimido todos los corazones, y del alma de aquel pueblo, enamorado de su Príncipe, brotaba de continuo una súplica, un clamor, un deseo ardiente, una aspiración unánime, la vida de Su Alteza. Y Dios oyó aquella plegaria, hija de tantos corazones purificados por el amor. Y llamó á un ángel y le dijo: -Baja á la tierra. Ve al príncipe Francisco y diíe que elija él mismo en
Blanco y Negro (Madrid) - 25/11/1905, Página 12

25/11/1905 - Blanco y Negro (Madrid) - Página 12

Para ellas desconocido, llegó aquí el primo, á la vez que daba de alta el doctor á la niña de Isabel. Desde entonces, hija y madre, con tanto ardor como fe, no omitieron medio alguno para pescar al doncel. En fin, le acosaron tanto para atraparle en su red, que escribió á la madre un día lo que ustedes van á ver: Daría con mucho gusto mi mano á Pepa, porque es un modelo de mujeres; pero ha de saber usted que á mí me gustan las chatas con nariz de cascabel, y la de mi prima veo qne no es la que yo soñé... Y
Blanco y Negro (Madrid) - 25/11/1905, Página 13

25/11/1905 - Blanco y Negro (Madrid) - Página 13

T 7 JC 0 MBT IGO i SALJD T E TEjni Oi y falda de muselina de seda con encajes. Fot H. Manuel, remitida por Hutín Trampas De piel de chinchilla
Blanco y Negro (Madrid) - 25/11/1905, Página 14

25/11/1905 - Blanco y Negro (Madrid) - Página 14

1 1 V j, 1 1 í 1 (V K VISTA D E POTKS B: jLL. i: vAíZ; a 0 CTJPIIOSO y N lugares muy recónditos y fragosos cerca de Luriezo, en Liébana, á nueve kilómetros de Potes, provincia de Santander, encontró D. Eduardo Jusué una piedra silícea, y en ella grabada la inscripción siguiente: MON (umentum) AMBATI- -PENTOVIECI AMB- -ATIQ (um) PENTOVI F (ilii) AK (orum) LX- -HOC MO J (umentum) POS (uerunt) AMBA- -TVS ET DOIDERVS F (ilii) -SVI. (Monumento de Am
Blanco y Negro (Madrid) - 25/11/1905, Página 15

25/11/1905 - Blanco y Negro (Madrid) - Página 15

UN CHAMARILERO VIVO LLA. ¡Precioso stllón! ANTICUARIO. -T muy antiguo, de tiempos de Luis XVJ. E L L A D e Luis XVI... ¡Sepa Dios los años que tendrá este sillón! ANTICUARIO. ¡Los siglos, señora, los siglos! DIBUJO DE SANCHA
Blanco y Negro (Madrid) - 25/11/1905, Página 16

25/11/1905 - Blanco y Negro (Madrid) - Página 16

OnJLl AlDZm B Triunfo arriba, triunfo abájC, con pañuelo de color. Ia 5 vcrgÜEnías de l u cara sepasaronal manían. Ua Virgen de las ftngusíJas otro nombre pide ya; que desde que viú tu cara la Virgen no llora mas. I30 S cármenes de Granada sorit ai par, dicha y í rmento: un carmen- el paraíso y una Garmerr el inficiono, bos claveles de u pelo son del sino de tu amor: hoy esíén en tu cabe a, y mañanaTM, jsíbe j o s l
Blanco y Negro (Madrid) - 25/11/1905, Página 17

25/11/1905 - Blanco y Negro (Madrid) - Página 17

áWñ CONCURSO DE PASATIEMPOS CORRESPONDIENTE AL MES DE NOVIEMBRE En nuesiro número y 58 publicamos la fotografía de los objetos destinados d servir de premios en el Concurso de pasatiempos de BLANCO Y NEGRO correspon- 29. Jeroglífico filosófico diente al mes actual, mos dicho, son: Tarimera: Segundo: POR COCIDO. Tercero: PIEZAS BLANCO. y que, según ya heLÁMPARA UNA O R I G I N L Í S M A EIÉCTRICA PORTÁTIL, DE BRONCE Y CRISTAL. UN PRECIOSO ESPEJO SOSTENIDO FIGURA DE BARRO UNA ELEGANT
Blanco y Negro (Madrid) - 25/11/1905, Página 18

25/11/1905 - Blanco y Negro (Madrid) - Página 18

MESA REVUELTA CREMEi POVDRE S A V O N MiJ. iiV J. 1 MARAVILLOSOS PARA LA CHAMPABNE COGNAC TERRY COGfiAC espaiol FERNANDO A. DE TERRY Y C. S. EN C. OPIATLUBIN L a F á t e D E N T I F R I C E idéale Parfumerie L T T B l P f f PARÍS BOTOT, polYQSMJPieosgotot la P s i x 17, ar. r ido. P s Exi élr la firma Toilette diaria I Preservan el rostro de las influencias del Frió, del Sol, o del aire del Mar Blanquean y suavizan divinamente el Cutis SIMÓN, 59, faub. St- MaPtin. PARÍS Evitar
Blanco y Negro (Madrid) - 25/11/1905, Página 19

25/11/1905 - Blanco y Negro (Madrid) - Página 19

fl E L I X I R E S T O M A C A L D E S A I Z D E C A R L O S Lo recetan ios médicos de todas las naciones. C u r a 98 por 100 de los enfermos crónicos del e s t ü i n a g o é i n t e s t i n o s aunque sus dolencias sean dé más de 30 años de antigüedad y üayan fracasado todos los demás medicamentos. C u r a el dolor de estómago, las acedías, vóm. itos, dispepsias, estreñimiento, diarreas y disenterias, dilatación y úlcera del estómago y mareo de mar. Gura la anemia y clorosis con dispepsia, porque aumen
Blanco y Negro (Madrid) - 25/11/1905, Página 20

25/11/1905 - Blanco y Negro (Madrid) - Página 20

tPETROLEO G A L milll EL PELOt UNA SORPRESA AGRADABLE Nantua, l.o á- i Febrero de 1898. Muy señores míos: H a sido para mí na sorpresa agradabilísima recibir el contenido de su precioso cofrecillo Dental. El perfume de este dentífrico es delicioso; la frescura que deja en la boca, incomparable. E s de todos loa dentífricos que h e experimentado, el que encuentro preferible. Pueden ustedes estar seguros de que h a r é entre mis relaciones toda la propaganda que él merece, y que por lo que á mí toca n