Navegar por fecha > madrid > blanco.y.negro > 1905 > 11 > 11Volver

Páginas:  1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20
Blanco y Negro (Madrid) - 11/11/1905, Portada

11/11/1905 - Blanco y Negro (Madrid) - Portada

BliHRCOV EGRD REUISra lEÜSTRaDI 1 758 3o Ct ¡5
Blanco y Negro (Madrid) - 11/11/1905, Página 2

11/11/1905 - Blanco y Negro (Madrid) - Página 2

ANUNCIOS TELEGRÁFICOS N ESTA E ADMITIMOS EtelegráficosS á C ción anuncios los sigAaientes precios por inserción, sin descuento: Por un anunciode una d diez palabras, dos pesetas. Por cada palabra más, 30 céntimos. Las a b r e v i a t u r a s s e c u e n t a n como u n a palabra, y toda cantidad n u m é r i c a q u e exceda de cinco cifras, p o r dos palabras. Al i m p o r t e de cada a n u n c i o deberá añadirse 10 céntimos d e peseta por el i m p u e s t o del E s tado. Los señores q u e deseen p u blic
Blanco y Negro (Madrid) - 11/11/1905, Página 3

11/11/1905 - Blanco y Negro (Madrid) - Página 3

ANO XV MADRID 1 NOVIEMBRE DE 1905 N U M 758 T O N JOSÉ NIETO. Todos conocéis á D. José Nieto. No, no -diréis vagamente vosotros, tra tando de recordar tal nombre y conviniendo al fin en que no acude esta figura á vuestro cerebro. No, no -repetiréis vosotros. -Sí, sí- -afirmo j o; -todos conocéis á D. José Nieto. El pintor D. Diego ha colocado las figuras y ha comenzado á pintar el cuadro; delante, enfrente de él, en un testero del salón, están nuestro amado monarca D. P elipe y nuestra reina doña Marian
Blanco y Negro (Madrid) - 11/11/1905, Página 4

11/11/1905 - Blanco y Negro (Madrid) - Página 4

15 0I DJL 3 Ü E IKYIEDTmO T. -Í I S M i la moda es ¡o fugaz. Jo pasajero, algo muy humano y mudable que cambia incesantemente. En la moda menos cfue en nada prosperan tos doctrinarismos, los sistemas, porque su esencia consiste en la variedad. En Erancia ¡a moda se VE en la calle, y cuando la moda de una estación PASA, iodo el mundo la reconoce, la respeta y la imita. Nosotros los españoles no procedemos de igual manera; nosotros vemos la moda en el figurín, la vemos en los maniquíes, nos ente
Blanco y Negro (Madrid) - 11/11/1905, Página 5

11/11/1905 - Blanco y Negro (Madrid) - Página 5

LOS GARROCHISTAS MK R, Ml, fiN I UK JxNRIíjn- IvSTKVAN
Blanco y Negro (Madrid) - 11/11/1905, Página 6

11/11/1905 - Blanco y Negro (Madrid) - Página 6

Tí líJMA CPJADA JlJNnGlfJl Estás bien; no te vayas, no te muevas, no te levantes del humilde asiento; la labor sigue que entre manos llevas junto al velón humoso y macilento. Bañan mis ojos lágrimas al verte, mudo el labio, el espíritu en reposo, la rueca hilar, contenta con tu suerte, en este hogar tranquilo y silencioso. Las obscuras virtudes que atesoras, modesta abnegación, bondad sencilla, dan á tus mustias sienes pensadoras la vaga majestad que en ellas brilla. J ugó el tiempo tu frente, y tu mirada
Blanco y Negro (Madrid) - 11/11/1905, Página 7

11/11/1905 - Blanco y Negro (Madrid) - Página 7

i ESDE lejos, en el silencio prestigioso que envoivia la mitológica fragua, oíase día y noche golpearlos duros martillos de los cíclopes sobre la sonora chapa de oro de que forjaban, con arte sobrehumano, una coraza esplendorosa, digna de un dios. I as rojas llamaradas reflejaban en el áureo arnés arrancándole refulgencias de astro, y los membrudos cíclopes batían incansables el resonante oro, mientras el sudor perlaba sus frentes empapando sus crespos rizos, y un ardor creciente bacía relampagu
Blanco y Negro (Madrid) - 11/11/1905, Página 8

11/11/1905 - Blanco y Negro (Madrid) - Página 8

-Yo no debí eiuiar aquí- -suspiró de pronto; -ésta es una guarida de intelectuales bohemios que ahogan en vino el tedium vita: para rimar después, como Byrou, neuróticas tristezas, morbosidades deprimentes; pero... ¡en vano busco mi inspiración de otros tiempos! La quietud olímpica de mi alma es fría, infecunda como la estepa. Mi superioridad me aisla de la vida, mi impasibilidad me petrifica: ya no sube á mi cerebro el valió terreno, sí, pero caliente, agitador de las sensaciones hondas que caldeaba y enca
Blanco y Negro (Madrid) - 11/11/1905, Página 9

11/11/1905 - Blanco y Negro (Madrid) - Página 9

Blanco y Negro (Madrid) - 11/11/1905, Página 10

11/11/1905 - Blanco y Negro (Madrid) - Página 10

E L C E N T E N A R I O P R I M E R O DE L A POSICIÓN EXAGTA DEL MONTE SCHNEEBERG f i f A Montaña de los Gigantes (Riesengebirge) perteneciente al sisteiu. a de los Sudetes 3- situada S- l entre la Bohemia y la Silesia prusiana, se une á su sistema orográfico en el monte famoso conocido por el nombre de Sclineeberg, palabra que quiere decir Montaña Nevada. La cúspide del Schneeberg tiene una altitud que no excede de 2.075 metros sobre el nivel del mar, V su fama arranca de tiempos muy antiguos, porque sob
Blanco y Negro (Madrid) - 11/11/1905, Página 11

11/11/1905 - Blanco y Negro (Madrid) - Página 11

t i i- U s. S TO ESTACIÓN Y MONTK SCHÍCKEJlüKG SOBRE LA LÍNEA DK PRAGA Á BRESLAU is Huttií T r o m p u s ftS S El Turing- Club Austríaco ha celebrado diversas fiestas conmemorativas del grinier centenaria de la determinación exacta de la posición del Sclineeberg. De dichas fiestas, la más solemne sin duda fué la excursión que efectuaron los miembros del Turing: Club Austríaco á la cúspide del Schneeberg ó tímiejnik, como llaman los eslavos á la Montaña Nevada.
Blanco y Negro (Madrid) - 11/11/1905, Página 12

11/11/1905 - Blanco y Negro (Madrid) - Página 12

íV Ti- i -rS A ISXv CK- ISO- Il AlM r É la primera vez at. c existió en la tierra un gran químico y un gran inventor que al propio tiempo fuese un hombre de mundo, conocedor de la sociedad y capaz de aprovechar en favor de sí mismo su invento: tal fué el llamado Paracelso Pérez, nacido en la Alcarria, hombre que durante su nif. ez y su juventud pasó grandes privaciones, que estudió la carrera de Pharmacia metido en una trasbotica haciendo emplastos y modelando pildoras, y
Blanco y Negro (Madrid) - 11/11/1905, Página 13

11/11/1905 - Blanco y Negro (Madrid) - Página 13

gado al electro- imaii. Fijándose, reparó en que el objeto era su propio alfiler de corbata, que era una monedita pequeña de oro con aguja del mismo metal. Paracelso Pérez comprendió que el hecho no era tina simple casualidad. Buscó algunos objetos de oro, monedas, sortijas, una cadena vieja... Apenas entró con ellos en el laboratorio, los objetos se le escaparon de las manos y quedaron adheridos al electro- imán, como suelen quedarlo á un imán cualquiera las limaduras de hierro. Al punto se hizo cargo de l
Blanco y Negro (Madrid) - 11/11/1905, Página 14

11/11/1905 - Blanco y Negro (Madrid) - Página 14

DUNAS DE LA. PROVaNCIA. DE GERONA LA H U E R T A DE REXACH INVADIDA POR EL AVANCE DE LAS ARENAS tf ÍNTRE las varias dunas que existen en España, son notables las de la provincia de Gerona, pro cedentes del Golfo de Rosas. Las arenas que los temporales arrojan á la playa son arrastradas por los impetuosos vientos del Norte, llamados tramontanas, las cuales, después de invadir la antigua población de Ampurias, que han arruinado en gran parte, llegan hasta las inmediaciones de la carretera de San J
Blanco y Negro (Madrid) - 11/11/1905, Página 15

11/11/1905 - Blanco y Negro (Madrid) - Página 15

E L PROBLEMA DE L A S V A C A S CUENTO VIEJO -ENÍA un viejo labriego tres sobrinos que andaban a l a olilla de la herencia del tío, deseosos de que muriese para repartirse tierras y casas. El lalDriego, que era muy cazurro, nombró herederos de su hacienda á los tres sobrinos, bajo condición de que habían de acertar á repartirse once vacas, de las cuales a uno ae euos dejaba la mitad; al otro, la mitad de la mitad, y al tercero la sexta parte, sin matar ninguna de ellas. La intención del ladino hac
Blanco y Negro (Madrid) - 11/11/1905, Página 16

11/11/1905 - Blanco y Negro (Madrid) - Página 16

N E D a a U -T; i- i a
Blanco y Negro (Madrid) - 11/11/1905, Página 17

11/11/1905 - Blanco y Negro (Madrid) - Página 17

L OS P R E M I A D O S EN EL CONCURSO D E PASAT I E M P O S DEL M E S DE OCTUBRE Primer premio. Segundo premio. Tercer premio. CONCURSO DE P A S A T I E M P O S GORRESPONDIENTE AL COLUCIONES Á L O S PASATIEMPOS DEL CONCURSO D E OCTUBRE 1. 1. 3. 4. 5. 6. y. 8. 910. 11. 12. í 3. 14. i5. 16. 1718. 19. 20. 21. 1.1. 23. 24. 25. 26. 27. 280 29. 30. 31. 32. 33. 34. 35. 36. 37. 38. 39. 40. 41. 42. Tor- pe- de- ro. T a m b i é n la g e n t e de! p u e b l o tiene su c o r a z o n
Blanco y Negro (Madrid) - 11/11/1905, Página 18

11/11/1905 - Blanco y Negro (Madrid) - Página 18

I J N A INSTITUCIÓN D E E N S E ÑANZA O R I G I N A Ü S I M A En la época estival, los dicliosos que veranean por gusto, como los desg- raciados que dejan las comodidades del hogar para, sufrir ajetreos por esos balnearios de Dios, no saben que hacer de los animales domésticos; porque si los llevan consigo, los gastos y molestias no suelen compensarles el gusto de conservar á su lado perros, gatos, cotorras y demás animales caseros; y si los dejan al cuidado de alguien, ese alguien no los atiende con la deb
Blanco y Negro (Madrid) - 11/11/1905, Página 19

11/11/1905 - Blanco y Negro (Madrid) - Página 19

E L I X I R E S T O M A C A L D E S A I Z D E C A R L O S Lo recetan ios médicos de todas las naciones. C n r a e l 98 por 100 de los enfermos crómeos del est 4 Íinago é i n t e s t i n o s annqne sus dolencias sean de más de 30 años de antigüedad hayan fracasado todos los demás medicamentos. C u r a el dolor de estómago, las acedías, vómitos, dispepsias, estreñimiento, diarreas y disenterias, dilatación y úlcera del estómago y mareo de mar. Gura la anemia y clorosis con dispepsia, porque aumenta el apetito
Blanco y Negro (Madrid) - 11/11/1905, Página 20

11/11/1905 - Blanco y Negro (Madrid) - Página 20

ADORABLE A LOS OCHO DÍAS ¿De qué depende principalmente el que una mujer nos parezca fea ó bonita? Seguramente del efecto q u e nos cause verla los dientes. ííadie como la mujer misma conoce la verdad de lo que acabamos de afirmar, y lo prueba la siguiente carta: Muy señores mios: H e usado el Dentol como dentífrico por espacio de ocho días, y al cabo de este tiempo mis dientes h a n adquirido u n a blancura brillante, lo cual me decide -vvi. rt i í A á no emplear sino un dentífrico í 3 que t a n prontos