Navegar por fecha > madrid > blanco.y.negro > 1905 > 10 > 14Volver

Páginas:  1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20
Blanco y Negro (Madrid) - 14/10/1905, Portada

14/10/1905 - Blanco y Negro (Madrid) - Portada

Y lEGRO Reuim mmmí R! 754 oCl
Blanco y Negro (Madrid) - 14/10/1905, Página 2

14/10/1905 - Blanco y Negro (Madrid) - Página 2

v: v, 7 ülPROVECHEK 11O CISIIJII! Cada uno; sean sus recursos como fuesen, puede llevar B R I L L A N T E S cuando su coste es solamente PESETAS 15 CADA JOYA Toda la sociedad lleva BRILLANTES BENICIA, mientras que sus joyas legítimas están guardadas en sus cajas de caudales. Los BRILLANTES BEmCIA son reconocidos en todo el universo como la imitación más perfecta hasta ahora producida. Los Los Los Los Los Los BRILLANTES BRILLANTES BRILLANTES BRILLANTES BRILLANTES BRILLANTES BENICIA
Blanco y Negro (Madrid) - 14/10/1905, Página 3

14/10/1905 - Blanco y Negro (Madrid) - Página 3

ANO XV MADRJD 14 OCTUBRE D E 1905 N U M 754 D E T R A T O S F A M O S O S L U C A S JORDÁN. La facilidad, causa de casi todas las. decadencias ar- tísticas, en pintura lleva el nombre de Lucas Jordán. Los pintores de conciencia suelen pasar d e largo ó mirar con desprecio un poco injusto las enormes máquinas, más bien decorativas que pictóricas, de Lzfca fa- presto, y no es raro que se le considere como un pintor vulgar poco digno de ser tomado en cuenta. Y, sin embargo, examinadas las obras de
Blanco y Negro (Madrid) - 14/10/1905, Página 4

14/10/1905 - Blanco y Negro (Madrid) - Página 4

DON J O A Q U Í N E L BUENO don Joaquín, amante y cariñoso padre de familia, no le cabía el gozo en el cuerpo ante el anuncio de que Mr. Loubet iba á pasar por delante de los balcones de su casa. iQué hombre tan galante! -decía la mujer de D. Joaquín besando una fototipia de Loubet. ¡Claro! ¡No esperaba yo menos! -contestó el esposo. ¡Venir á Madrid y no pasar por una calle tan céntrica como la nuestra, hubiera sido un desaire: ¡Y menudo negocio se nos prepara! ¡Tú calcula! Tenemos, sin incluir la ventana
Blanco y Negro (Madrid) - 14/10/1905, Página 5

14/10/1905 - Blanco y Negro (Madrid) - Página 5

p íOT! IJ s PUR C, RI -S VA AQVV.
Blanco y Negro (Madrid) - 14/10/1905, Página 6

14/10/1905 - Blanco y Negro (Madrid) - Página 6

El epílogo del Fausto URIÓ solo y desamparado entre las suntuosidades del soberbio palacio que le albergaba, sin que ninguno de sus numerosos criados acudiera á sostener su cabeza en las últimas convulsiones de la agonía, y sin que nadie enjugase la última lágrima, de aquel hombre que había ahorrado tantas á sus semejantes. i La luz pálida de un alba lluviosa y fría entraba perezosa por las vidrieras del balcón. Sobre la enorme mesa de trabajo, una lámpara encendida aún coloreaba tímidamente la habitación
Blanco y Negro (Madrid) - 14/10/1905, Página 7

14/10/1905 - Blanco y Negro (Madrid) - Página 7

A í. n RlNCipió la guerra civil cuando yo era un meciano penaolista Y mr- rced a e. sa ía menud cíonal tuve que hacer continuos primores calicrráficos. Que así influyen eu tlesafr? nnii cosas de la vida ordinaria las páginas históricas de mayor tamaño nitnuud. Las criadas y vecinas no me dejaban parar. Fiaban su pasión á mis pocos años, á mi clara letra v a mi florida imaginación que sacaba a porrillo raros ejemplares de una fauna v una flora enteramente, fantásticas, que eran a la hteratura epist
Blanco y Negro (Madrid) - 14/10/1905, Página 8

14/10/1905 - Blanco y Negro (Madrid) - Página 8

Y ella salía con su estribillo: ¡Deja que licencien la quinta del 71! Esta mujerona me decía para su traducción y amplificación literarias, cosas inquietantes, superiores á mis medios de expresión. Era desigual, honda, un tanto reflexiva. Y en mis atascos epistolares, ella me dictaba el pasaje con cierto ímpetu de mando. -Dile que al tío Frasco se le murió la cochina de un reventón de habas. Por ver el Rosario salieron todos á la puerta; no echaron la tranca en el corral; salió el animalitó, rompió una jord
Blanco y Negro (Madrid) - 14/10/1905, Página 9

14/10/1905 - Blanco y Negro (Madrid) - Página 9

PlFAJiTOS noMBW l B MU- i,0: ¡Oh señorita! ¡Permítame otra ve. ¡Qué manos! ¡Oué divmas manos! ¡Sólo pueden compararse a las de la Venus de Milo! D I B U J O ÜE S A N C H A
Blanco y Negro (Madrid) - 14/10/1905, Página 10

14/10/1905 - Blanco y Negro (Madrid) - Página 10

CALLlí R E A L DE MOMBELTEÁK UÍTA C Í M J L E T) E MOMBELTEAN í. yj ¿L ¿x- í -jy i CASTILLO T P U E N T E DE A B E N A S DE SAN PEDIIO. EL OAHGANTÓN VENTISQUERO E X LA L A G U N A AVILA. EN LOS PICOS DE GREDOS YfffiBESPUÉS de recorrer algunas leguas, dando alivio al cansancio y recreo á los ojos con la contemplación de arrogantes montañas y fértiles valles que á sus pies tienden su rica alfombra de encendidos colores, y dejando atrás el pintoresco término que se llama de las Cinco Vi
Blanco y Negro (Madrid) - 14/10/1905, Página 11

14/10/1905 - Blanco y Negro (Madrid) - Página 11

CALLlí R E A L DE MOMBELTEÁK UÍTA C Í M J L E T) E MOMBELTEAN í. yj ¿L ¿x- í -jy i CASTILLO T P U E N T E DE A B E N A S DE SAN PEDIIO. EL OAHGANTÓN VENTISQUERO E X LA L A G U N A AVILA. EN LOS PICOS DE GREDOS YfffiBESPUÉS de recorrer algunas leguas, dando alivio al cansancio y recreo á los ojos con la contemplación de arrogantes montañas y fértiles valles que á sus pies tienden su rica alfombra de encendidos colores, y dejando atrás el pintoresco término que se llama de las Cinco Vi
Blanco y Negro (Madrid) - 14/10/1905, Página 12

14/10/1905 - Blanco y Negro (Madrid) - Página 12

Jlnoche, en ta honda paz que el campo desde el humilde cuarto donde duermo he oído una voz triste j profunda como la inmensa soledad del yermo 1) el doliente quejido de un enfermo 7. a voz, por lo rotunda. Jo fresca, lo potente, por su timbre robusto, parecía pertenecer á un joven. J o la oía vibrar interiormente dentro del alma mía como vago torrente de amargo sentimiento calendo lentamente con ritmo grave y lento sobre el río caudal de la armonía Al trémulo fulgor de la sállenle sonrojada luna, la voz can
Blanco y Negro (Madrid) - 14/10/1905, Página 13

14/10/1905 - Blanco y Negro (Madrid) - Página 13

TOILETTE DE COMIDA T TEATRO XVI. l ot. H. Manuel, remitida por Hutín T r a m p u s Es de tul y encajes con viso de tafetán blanco y lazos de terciopelo. Estilo Luis
Blanco y Negro (Madrid) - 14/10/1905, Página 14

14/10/1905 - Blanco y Negro (Madrid) - Página 14

E L REPASO D E LAS LECCIONES ESCUELA AL AIRE LIBRE EN CHARLOTTENBÜRGO N Charlottenburgo, Alemania, funciona una admirable escuela constituída. al aire libre para niños -2 y niñas. En su método de enseñanza ocupa predilecto lugar el estudio y pracuca de la higiene, ofreciendo este nuevo instituto educativo una condición digna de imitarse: la de que los alumnos de cursos superiores cuidan del repaso de las lecciones á los que hacen sus primeros estudios. De esta manera entre unos y otros se esta
Blanco y Negro (Madrid) - 14/10/1905, Página 15

14/10/1905 - Blanco y Negro (Madrid) - Página 15

f m ORO VIEJO DE Ti GUTIERRE DE CETINA (MADRIGAL SEGUNDO) 1 Cubrir los bellos ojos con la mano que ya me íiene muerfo, cautela fué por cierto; que ansi cloblarpensastes mis enojos, pero ele tal cautela harto mayor ha sido el bien que el daño; que el resplandor entraño del sol se puede ver mientras se cela. Ansí que, aunque pensastes cubrir vuestra beldad única, inmensa, yo os perdono la ofensa pues, cubiertos, mejor verloc dejastes. r í. r,
Blanco y Negro (Madrid) - 14/10/1905, Página 16

14/10/1905 - Blanco y Negro (Madrid) - Página 16

CUNA DE A M O R I HIUIÍ. L O Jiia. n Jiicchíiií. uatiiral de riloil: (A ÍUIIÍ. I. S; CR potl: 1 c Tiriciniioiiln t niiin ni ros 5; oii i p ciíí os lí sorílii iin los. VOT n arííS de l: i siicilc, híi past nli) su Jira or U h líspañ. i: su paS- -íj ilrL L ni ¡lie i i jiitv. ine iir- s t cas: Os ¡i i n iilii: y jior Unto sie: ii tt íinílaba ác Ceca til m ii. Ni i: n snlu tro (kO i í iie jerlí- 1 K- cí- i le dejó en p: iK, A Jitiin Jacobik le l niLÍ: r; irnTJ un Ti Unía, le Víinniaríiij en Cádiz, le
Blanco y Negro (Madrid) - 14/10/1905, Página 17

14/10/1905 - Blanco y Negro (Madrid) - Página 17

mm CONCURSO DE P A S A T I E M P O S GOAL ñWñ O L U C I O N E S A LOS PASATIEMPOS DEL CONCURSO DE SEPTIEMBRE. 1, 2. 9. Epígrafe Mi segunda tercia es triste que no me dejan mi prima, y eso que tengo influencia en la Casa de la Villa. lin prima ayer me quitaron y con el prima la vida; tras los malvados me fui, mas fué inútil mi porfíani dádivas ni promesas me valieron una higa, y eso que anduve tras ellos calle abajo, calle arriba, y llegué todo molido y lodo, como en los días en que yo me d
Blanco y Negro (Madrid) - 14/10/1905, Página 18

14/10/1905 - Blanco y Negro (Madrid) - Página 18

CREMEmnM POVDRE l l l l l l l l l l S A V O N UJ. XJXUX 1 MARAViLLOSOS PARA LA Pruébense los Chocolates DE LOS De una aplicación fácil, el E x t r a c t o d e C a r n e Iilebig; se presta, sirve para todas las combinaciones culinarias. Toilette diaria Preservan el rostro de las influencias del Frió, del Sol, o del aire del Mar Blanquean y suavizan divinamente el Cutis IÍR. PP. BENEDICTINOS ÚNICO DEPÓSITO EN MADRID ASMAvCATARRO CuradosporloiCIGARRlLLOSrODIf lOpresidries, Reu
Blanco y Negro (Madrid) - 14/10/1905, Página 19

14/10/1905 - Blanco y Negro (Madrid) - Página 19

ANUNCIOS TELEGRÁFICOS ción anuncios telegráficos á los sig uientes precios por iiiserción, sin descuento: PorwM awMwcio de una d diez palabras, dos pesetas. Por cada palabra más, 20 céntimos. Las a b r e v i a t n r a s s e c a e n t a n como- una palabra, y toda cantidad m i m é r i c a q u e exceda de cinco cifras, por dos palabras. A PIAI -OIiA, E N V Í O franco datos de este precioso aparato para tocar m e c á n i c a m e n t e el piano. Salón f o lian, Ü. Campos, Barquillo, 3 duplicado. Madrid. A E A
Blanco y Negro (Madrid) - 14/10/1905, Página 20

14/10/1905 - Blanco y Negro (Madrid) - Página 20

tPETRÓLEO G A L PARA EL PE EL PRIMER ENSAYO Vil! eneuve- de- Berg, 14 de Enero de 1898. Muy señor mío: Agradezco á usted macho el atento obsequio que ha tenido usted á bien enviarme, y puedo asegurarle que después de haber empleado su maravilloso dentífrico el Dentol, encuentro u n bienestar perfecto eñ la boca. Lo ensayé con desconfianza, creyendo que era uno de tantos dentífricos, y h e concluido por adoptarlo para siempre. María Ravedo. -GrandeRue, Villenueve- de- Berg (Ardéche) Con gusto hemos repro