Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
¿QTJi: É: isL E: S OCT- USE- E? MU es tin señor que ha consumido durante el verano muchos cupones de su billete kilonié trico, que regresa á Madrid con la familia, sin un real y con la tremenda perspectiva del invierno, y que puede darse por muy dichoso si al entrar en casa no encuentra los bailles abiertos, los armarios descerrajados y otras agradables sorpresas. Octubre lamenta muchísimo que la costumbre y el qué dirán le hayan obligado á ir á una playa de moda, á alojarse en una incómoda habitación, á pagar triple de su valor por todo, á tener que vestirse tres ó cuatro veces al día, y á perder en el casino dos ó tres mensualidades que había solicitado adelantadas en la oficina. Eíste pobre señor de Octubre no puede volver á Madrid en peores condiciones. Por si fuera poco, espéranle impacientes las matrículas de los chicos, la pensión de la niña, el abono á un lunes, ó á un miércoles, ó á un viernes del Español; el zapatero, el sastre, la modista, el tendero y varios recibos atrasados de las sociedades á que pertenece, pues á todos les dijo que pagaría al volver; vestir á su esposa, á su cuñada, á los niños y al ama; alfombrar y esterar, porque la familia se queja de que hace frío en las habitaciones, y renovar dos pagarés que le vencen el día 15 del corriente. Además tiene que sufrir las molestias consiguientes á las últiiuas disposiciones de la alcaldía presidencial. Se encuentra con toda la casa colgada de andamios, con un ejército de revocadores, papelistas y albañiles. I, a casa medianera ha sido derribada, porque materialmente decía ¡allá voy! Y como las habitaciones que corresponden á esa parte, las más desahogadas, quedan inhabitables por algún tiempo, el señor de Octiibre tiene que colocar su despacho en el cuarto de la criada. Por fin, un buen día el señor de Octubre, aburrido, desesperado, se dirige silenciosamente al l? etiro, se sienta en un banco, y á poco se oye una detonación. El señor de Octubre ha hecho una tontería, pero el hombre no podía más. G.