Navegar por fecha > madrid > blanco.y.negro > 1905 > 10 > 07Volver

Páginas:  1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20
Blanco y Negro (Madrid) - 07/10/1905, Portada

07/10/1905 - Blanco y Negro (Madrid) - Portada

mm yí Q D lE R REVISTñ IIíüSTRñM m t -m AUTOMOVIUSTAS, DIBUJO OE MÉNOE? BRlNOA, 753 3o Cí!
Blanco y Negro (Madrid) - 07/10/1905, Página 2

07/10/1905 - Blanco y Negro (Madrid) - Página 2

ANUNCIOS TELEGRÁFICOS DMITIMOSEN E S T A S E C ción anuncios telegráficos á los siguiontes precios por inserción, sin descuento: Porimanimcio (ie una á diez xiáiahras, dos pesetas. Po? cada palabra más, 20 céntimos. L a s a b r e v i a t u r a s s e c u e n t a n como u n a palabra, y toda c a n t i d a d n u m é r i c a q u e exceda de cinco cifras, por dos X) álabras. Los señores q u e deseen p u blicar u n ANUXCIO TELEGRÁFICO r e m i t i r á n el original á la A d m i n i s t r a c i ó n S e r r a n o
Blanco y Negro (Madrid) - 07/10/1905, Página 3

07/10/1905 - Blanco y Negro (Madrid) - Página 3

ANO XV MADRID 7 OCTUBRE DE 1905 N U M 753 D E T R A T O S F A M O S O S M A D A M A MARGARITA. La dureza y altivez imperial de las facciones os dicen con toda claridad lo que ya os ha contado 1 Panna, gobernadora de los Países Bajos, liiia natural del a historia: Madama Margarita, duquesa de Cesar Carlos V y de otra Madama Margarita cuyo apellido callan las crónicas. Se encontró Madama Margarita de Parma al frente del Gobierno en la época más agitada y turbulenta, cuando los numerosos motivos y pretexto
Blanco y Negro (Madrid) - 07/10/1905, Página 4

07/10/1905 - Blanco y Negro (Madrid) - Página 4

¿QTJi: É: isL E: S OCT- USE- E? MU es tin señor que ha consumido durante el verano muchos cupones de su billete kilonié trico, que regresa á Madrid con la familia, sin un real y con la tremenda perspectiva del invierno, y que puede darse por muy dichoso si al entrar en casa no encuentra los bailles abiertos, los armarios descerrajados y otras agradables sorpresas. Octubre lamenta muchísimo que la costumbre y el qué dirán le hayan obligado á ir á una playa de moda, á alojarse en una incómoda hab
Blanco y Negro (Madrid) - 07/10/1905, Página 5

07/10/1905 - Blanco y Negro (Madrid) - Página 5

POR N. KAURÍCIÍ
Blanco y Negro (Madrid) - 07/10/1905, Página 6

07/10/1905 - Blanco y Negro (Madrid) - Página 6

como busca mi pciiuiora la caricia placci tura del rojo sol del desierto. Mas ¡ay! que nunca calmar logro mi rudo sufrir. Por contraste singular, ella me mira bajat 1 yo la miro subir En sus ramas hacen nido dulces pájaros cajilorcs. De mi pecho entristecido temblorosos han huido los halagos seductores. rguida, dulce palmera qu te alzas con arrogancia, sigue subiendo ligera, fiel y grata compañera de loa años de mi infancia. iQnicn sabe dónde el azar podrá empujarme inciemcnlo cuando te llegue á dejar. ¡Sub
Blanco y Negro (Madrid) - 07/10/1905, Página 7

07/10/1905 - Blanco y Negro (Madrid) - Página 7

EL ARTE CONTRA EL HONOR Í N toda Italia no había entonces tiple más famosa, ni de fama mejor merecida, que Giulia Pisana. -í Y en toda Italia no había tenor de voz más brillante que Pietro Corsini. Y en toda Italia no había tampoco músico más inspirado que Guido Ñero. El uno componiendo óperas y los otros cantándolas, formaban la más alta trinidad artística de Italia. Sobre todas sus cualidades, pasiones é intereses, dominaba en ellos el interés y la pasión del arte. Y marchando los tres por el i ií mismo
Blanco y Negro (Madrid) - 07/10/1905, Página 8

07/10/1905 - Blanco y Negro (Madrid) - Página 8

do estuvieron lejos del teatro y á solas, le dijo, acompañando la dureza de la palabra con la dureza del ademán: ¡Eres u. n canalla! El insulto embraveció á Guido, que levantó la mano, dejándola- aer seguidamente. Se arrepintió del movimieinto d é l a ira. No era cobarde, pero era artista y calculó súbitamente todas las consecuencias de la riña. Vio al intérprete de su obra inutilizado físicamente ó, cuando menos, moralmente para el estreno; vio la emoción, la ronquera del cantante, el fracaso de su papel y
Blanco y Negro (Madrid) - 07/10/1905, Página 9

07/10/1905 - Blanco y Negro (Madrid) - Página 9

LA COMPRA DE UN SOMBRERO os sombreros tienen una filosofía que nosotros no coniprendemos. La compra de un sombrero es tm asunto grave; si somos nrovincianos, el asunto será mucho más grave. Somos, en efecto, unos provincianos modestos; allá en el pueblo vivimos silenciosamente en nuestros majuelos ó en nuestras tiendecillas; un chaquet nos dura veinte años; una levita, cuarenta; los cuellos recuerdan tiempos prehistóricos, y nuestro sombrero ha visto todas nuestras alegrías y se ha entristecido con todos
Blanco y Negro (Madrid) - 07/10/1905, Página 10

07/10/1905 - Blanco y Negro (Madrid) - Página 10

ESPAÑA VIEJA EL ÍWONASTERIO DE SANCTI- PONCE l h Monasterio de Sancti- Ponce es uno de los monumentos más interesantes de la España Vieja. Está situado en la aldea que le da su nombre, en las inmediaciones de Sevilla y no niuj lejos de las famosas ruinas de Itálica. Allá por los remotos aijios de 1330 eran señores de estos dominios D. AiOnso Pérez de Guzmán, que por sublime ejemplo de obediencia pasó á la Historia con el sobrenombre de Biicno, y su esposa Doña María Alfonso Coronel. Una ardiente p
Blanco y Negro (Madrid) - 07/10/1905, Página 11

07/10/1905 - Blanco y Negro (Madrid) - Página 11

ESPAÑA VIEJA EL ÍWONASTERIO DE SANCTI- PONCE l h Monasterio de Sancti- Ponce es uno de los monumentos más interesantes de la España Vieja. Está situado en la aldea que le da su nombre, en las inmediaciones de Sevilla y no niuj lejos de las famosas ruinas de Itálica. Allá por los remotos aijios de 1330 eran señores de estos dominios D. AiOnso Pérez de Guzmán, que por sublime ejemplo de obediencia pasó á la Historia con el sobrenombre de Biicno, y su esposa Doña María Alfonso Coronel. Una ardiente p
Blanco y Negro (Madrid) - 07/10/1905, Página 12

07/10/1905 - Blanco y Negro (Madrid) - Página 12

FiL YE: S 3 ¡Ké fAS ciiidades populosas tienen rincones plácidos: el Jardín Botánico es nn rincón sose. o- ado y lljíáil plácido. Yo paseo en él todas las tardes, y poco á poco, las turbulencias de la vida ciudadana- se aplacan y se encalman en el recogimiento misterioso, entre los troncos seculares, bajo las copas de los olmos, por las calles angostas y largas con setos de mirto que cercan como vallas sombrías bancales de flor. El crepiísculo de la tarde cae apacible sobre las sóforas, los olmos y
Blanco y Negro (Madrid) - 07/10/1905, Página 13

07/10/1905 - Blanco y Negro (Madrid) - Página 13

jos, como las portadas de los libros viejos: Cercis süiquastrztm, Robinia, Ailanihus... V otras veces leo nombres que traen el recuerdo, casi el perfume de países lejanos, de tierras orientales: Moral do China, Plátano de Grecia, Sophora del Japón... ó rótulos poéticos como el Arhol del amor, de corteza n c r a y troncó serpentoso, ó el Olmo de las montañas, corpulento, recio, con adherencias de musgo, como manto de terciopelo sobre su cuerpo de buen mozo. Me parece que los dos viejos están juntos todas las
Blanco y Negro (Madrid) - 07/10/1905, Página 14

07/10/1905 - Blanco y Negro (Madrid) - Página 14

JVOVEDJIDES PA 7i JSÍE? iSBS DE OTOTslO Fot. Hutiu Trampus Traje de soirée en satín Uherty con encajes de relieve.
Blanco y Negro (Madrid) - 07/10/1905, Página 15

07/10/1905 - Blanco y Negro (Madrid) - Página 15

Blanco y Negro (Madrid) - 07/10/1905, Página 16

07/10/1905 - Blanco y Negro (Madrid) - Página 16

L ñ- ÍÍOR DK MOMJ IR el ítíre tibio y tlidí íTin TITCSUÍI lentas unas Cíimpnuailas síiuoraíí. DtsdL- mkn c latí cain íauatlíis p r a v c s JL- la t o r r e a l t a y s c ñ a h m la llura ilt la k- sla, Sun I, -i. Irt s, KTI la vast: i pla Jt reilja el silencio. El ronco vibrar tic la c a m p a n a lia htclio í i: i; -sc cslrtiiiceiemii UÍS iJaloma- í d e lí c y q u e a l t t e a s e u mi ntn sn blancura bajo la rasa y j o y a u l e bóvLnla a a l Liria ilu tí is paliiTiias eleva su vuelo haj
Blanco y Negro (Madrid) - 07/10/1905, Página 17

07/10/1905 - Blanco y Negro (Madrid) - Página 17

mwñ CONCURSO 1. Charada que se construye Primera Segunda Segunda miliar. segunda. -Desespera. cuarta. -1 n c o n v e n i e n t e segunda. -N o m b r e fa- í- rtmer premio Secundo premio. Tercir pre tin, Cwrfo premio. Está demostrado que nada hay oculto, por muy laberíntico que sea, para nuestros constantes amigos y adivinadores de charadas, jeroglíficos y demás INTRINUTRIAS. Vor eso, y en pago á su constancia, lealtad y cacumen, en este próximo concurso hemos tirado
Blanco y Negro (Madrid) - 07/10/1905, Página 18

07/10/1905 - Blanco y Negro (Madrid) - Página 18

ASMAYCATARRO Curiaos porloí CIGARRILLOSrCDII Opresiones, Reumas, Neuralgias, S Tos. -EE todas lasDuenis Farniadas. áy Por mayor: 20,i- uí! S -Lazare, Paris V Exigir esta Firma sobre cada Cigarrillo, ly n OE n UOS íi Dentífricos Botot Exigfr ía lirma en todas partes BOTDT- n Venta DENTÍFRICOS (Elixir, Polvos y Pasta) GREME POVDRE SAVON MARAVILLOSOS PARA LA QUESOS, MANTECAS y comestibles finos B t l V A S- G A H Í Í J Í A r K L I U K O 10 Toilett
Blanco y Negro (Madrid) - 07/10/1905, Página 19

07/10/1905 - Blanco y Negro (Madrid) - Página 19

EL Á G U I L A PEDRO DOMECQ JEREZ DE LA FRONTERA, CASA FUNDADA EN 1730 Cosechero, a l m a c e n i s t a y exportador de Tinos y cognacs Pedid en todas partes vinos y cognacs Dómecq Representante en Madrid JÓSE: G A R C Í A A R K A B A I Gran Bazar de ropas hechas y género para la medida, ultimas novedades de cada temporada. Precio fijo. 3 EL GALLO TOSTADERO DE CAPÉ E M I L I O ALBA (BADAJOZ) CASA FUNDADA EN 1875 DEPÓSITO EJÍ MADEID CLAYEL, 10, CASA DE RAMKL SÁNCHEZ PRECIO:
Blanco y Negro (Madrid) - 07/10/1905, Página 20

07/10/1905 - Blanco y Negro (Madrid) - Página 20

Representante en Madrid: ALFREDO YOlJNGER SERRANO. 6 6 Casa introductora de los Productos más selectos de España AQUÍ Y ALLÁ E n t r e las innumerables demostraciones de gratitud qno los Sres. Champigny y C. a de París h a n recibido por los envíos de Dentol con que s u s reputados Laboratorios vienen obsequiando á la sociedad m á s distinguida de todos los países, creemos deber citar algunas de las que encontramos ou periódicos franceses que tenemos á la vista, y que revisten mayor autorida