Navegar por fecha > madrid > blanco.y.negro > 1905 > 09 > 30Volver

Páginas:  1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20
Blanco y Negro (Madrid) - 30/09/1905, Portada

30/09/1905 - Blanco y Negro (Madrid) - Portada

mjM J 1 V- ri I-
Blanco y Negro (Madrid) - 30/09/1905, Página 2

30/09/1905 - Blanco y Negro (Madrid) - Página 2

Elmnndo está asombrado ante las sorprendentes curaciones llevadas á cabo por el profesor Mann. CURA ENFERMEDADES LLAMADAS INCURABLES Médicos, sacerdotes, personas de todas profesiones, declaran cómo él ha curado ciegos, cojos, paralíticos y muchas otras personas que estaban al mismo borde del sepulcro COHSUmS Y CONSEIOS GRATIS PARA LOS ENFERMOS El PROFESOR MANN ofrece consultas y consejos absolutamente gratis á todos aquéllos que padecen cualquier enfermedad Hombres, mnjeres, doctores; maestro
Blanco y Negro (Madrid) - 30/09/1905, Página 3

30/09/1905 - Blanco y Negro (Madrid) - Página 3

AÑO XV MADRID 3o SEPTBRÉ. D E J 905 N U M 752 esta casa querían como á un hermano v vpr P. r l.o, Í- en esta casa querían como a un hermano y veneraban como á un maestro ÍNE; GRO, a qmen todos
Blanco y Negro (Madrid) - 30/09/1905, Página 4

30/09/1905 - Blanco y Negro (Madrid) - Página 4

treinta y seis años gozaba de un nombre esclarecido, y que prometía prodvtcir nuevas obras q u e fueran otros tantos timbres de gloria para su patria. Siempre es doloroso ver morir á un hombre de grande y positivo mérito: pero es mayor la pena si este hombre muere, como nuestro fraternal amigo, en plena juventud y cuando empezaba á disfrutar de una posición brillante, ganada por su propio y personal esfuerzo. Porque Navarro y Ledesma, digno de admiración por tantas cosas, lo era también como ejemplo de una
Blanco y Negro (Madrid) - 30/09/1905, Página 5

30/09/1905 - Blanco y Negro (Madrid) - Página 5

ce Di t- Di a u: o a ÍÍ C O t) o c I: T D -k a tí Pí o n d
Blanco y Negro (Madrid) - 30/09/1905, Página 6

30/09/1905 - Blanco y Negro (Madrid) - Página 6

yí h 6 -í áfei y? i -M n e i s í fl í cien regados; al otro, la acequia grande, tersa como un espejo. En su quieto crústal se veían algunos luceros y el disco manso y plateado de la luna. Una profunda paz envolvía el paisaje: bajando hacia el río, una masa de fronda quejumbrosa parecía aletear: era la arboleda ribereña: el claro verdor de los olivos cernía la luz crepuscular. Al pasar frente al huerto encantado tuvo la zagala como un deslumbramiento. Sentado á la puerta, sobre
Blanco y Negro (Madrid) - 30/09/1905, Página 7

30/09/1905 - Blanco y Negro (Madrid) - Página 7

Paisaje otoña hombre se apercibe. ¿Va á surgir rápido el volátil que uno y otro codician? ¿Qué me importa? Vuelvo á desplomar mi cuerpo sobre el ribazo cubierto de liierbecillas que amarillean, y miro al cielo. Las nubes otoñales cruzan apelotonadas por el espacio. Unas veces caminan lentas, como recelosas; otras veces van rápidas, empujadas por el primer soplo gruñón del invierno. Me recuerdan, cuando lentas, grupos de mujerucas devotas que murmujeando acuden al templo y á cada instante se detienen par
Blanco y Negro (Madrid) - 30/09/1905, Página 8

30/09/1905 - Blanco y Negro (Madrid) - Página 8

los mantos de púrpura convertidos en harapos, Salve! Xuestr. t caución no es la canción de la tristeza, sino de la alegTÍa sana y robusta que sigue á la obra realizada, á la fecundidad madre. Cumplisteis vuestro destino estival, y os barre el viento residuos de vida, briznas de amores; en vosotros perdura el estremecimiento que os agitó al vivir y al amar, y viviréis de nuevo y amaréis todavía, ¡siempre! El otoño no destruye, renueva; no es pozo, es remanso. El raudal viviente se estanca un instante para se
Blanco y Negro (Madrid) - 30/09/1905, Página 9

30/09/1905 - Blanco y Negro (Madrid) - Página 9

J VEJiSOS DE OTOÑO i Cuando mi pensamiento va hacia tí, se perfum tu mirar es tan dulce, que se torna profundo. Bajo tus pies desnudos aún hay blancor de espumr y en ius labios compendias la alegría del mundo. El amor pasajero tiene el encanto breve, y ofrece un igual término para el gozo y la pena Hace una hora que un nombre grabé sobre la nit hace un minuto dije mi amor sobre la arena. Las hojas amarillas caen en la alameda, en donde vagan tantas parejas amorosas. y en la copa de
Blanco y Negro (Madrid) - 30/09/1905, Página 10

30/09/1905 - Blanco y Negro (Madrid) - Página 10

EL DESIERTO DE LAS PALMAS AiíLÍ donde conclu 3 en los aromosos naranjales, siguiendo la dirección Norte y en tierra de Castellón de la Plana, liaj á modo de mágica aparición, sobre una revuelta de la costa, un pedazo de suelo, prodigiosa mancha de verdura de ricos colores. La belleza atrayente de este oasis ha llevado multitud de familias de la región levantina que han construido hotelitos, encantadoras residencias de verano que le dan el aspecto de un village á la moderna. Bien puede aseg urarsí que el
Blanco y Negro (Madrid) - 30/09/1905, Página 11

30/09/1905 - Blanco y Negro (Madrid) - Página 11

EL DESIERTO DE LAS PALMAS AiíLÍ donde conclu 3 en los aromosos naranjales, siguiendo la dirección Norte y en tierra de Castellón de la Plana, liaj á modo de mágica aparición, sobre una revuelta de la costa, un pedazo de suelo, prodigiosa mancha de verdura de ricos colores. La belleza atrayente de este oasis ha llevado multitud de familias de la región levantina que han construido hotelitos, encantadoras residencias de verano que le dan el aspecto de un village á la moderna. Bien puede aseg urarsí que el
Blanco y Negro (Madrid) - 30/09/1905, Página 12

30/09/1905 - Blanco y Negro (Madrid) - Página 12

(0 mm -í. LOS ENGAÑOS DE ON ENGAÑO CUENTO DSO IIÁ MÁS D S DOS SIGILOS I O te dejes coger, bobillo, entre las garras de esos gerifaltes de faldellín de cliainelote y de saboyana con más randas y sobrepuestos que terno de ar obispo, que esas no sólo son estrujadoras de bolsas y desollinadoras de faltriqueras, sino que apocan los espíritus mejor templados y achican los corazones más valerosos. De este modo, con voz siquier temblona pero todavía entera, hablaba cierto anochecido rrna al parecer reve
Blanco y Negro (Madrid) - 30/09/1905, Página 13

30/09/1905 - Blanco y Negro (Madrid) - Página 13

Entretanto que los tales dineros llegaban, urgíale allegar otros para que la finca no fuera á dar en ajenas manos; y como, por suerte, joyas y piedras de luces la sobraban, su deseo era ultimar la pronta venta de lo que encerraba una arquilla, con cuyo contenido hubiese bastado para adquirir un reino. Tamaños ojos como los de un puente se le abrieron al fingido mayorazgo al abarcar de una ojeada el caudal que aquella balumba de joyas y piedras sueltas representaba, y como hombre de pronta resolución y exped
Blanco y Negro (Madrid) - 30/09/1905, Página 14

30/09/1905 - Blanco y Negro (Madrid) - Página 14

CONDÜCCIOJN JJJi ÜJS UOMÜKl JiliRIÜ A bU DÜMICILI Fots. DanncKlipríí í CURANDO Á DN BORRACHO HERIDO A CONSECXJKNCIA DE UNA CAÍDA C O C I E D A B DE S E N O RAS ORGANIZADA EN BEREIN PARA DA REC O G I D A D E BORRACHOS EN LAS CÁELES Las señoras del gran mundo en Berlín merecen en justicia el aplauso y la consideración de las gentes. Alternando s u s deberes sociales con e m p r e s a s filantrópicas, realizan constantemente actos a l t a m e n t e estimables. Hoy damos á conocer la meritoria m
Blanco y Negro (Madrid) - 30/09/1905, Página 15

30/09/1905 - Blanco y Negro (Madrid) - Página 15

ETERNA ANDANZA y Es una noche de invierno crudo, noche de luna serena y clara, en que, sutiles y traicioneros, soplan los vientos del Guadarrama. vSilencio y frío. Por una calle dormida 3 sola, tácitos marchan el más prudente de los villanos y el caballero flor de la Mancha. Sobre la silla de Rocinante su porte yergue figura hidalga; tras Don Quijote, sobre su rucio, camina el bueno de Sancho Panza. Con lento paso la calle cruzan y desembocan en una plaza; en los umbrales de gran palacio la golf
Blanco y Negro (Madrid) - 30/09/1905, Página 16

30/09/1905 - Blanco y Negro (Madrid) - Página 16

DE AVANZADA. POR H RIQUK
Blanco y Negro (Madrid) - 30/09/1905, Página 17

30/09/1905 - Blanco y Negro (Madrid) - Página 17

CONCURSO DE P A S A T I E M P O S COR R E S P O N D I E N T E AL MES DE SEPTIEMBRE- Como todavía seguimos en imperiosas vacaciones, alteradas este mes por nuestras patriarcales y sinceras elecciones, y nuestros amigos y abonados á pasatiempos bastante tienen con emitir su voto y que después se lo suplanten, no queremos amargarles la vida con nuevos quebraderos de cabeza. Por tanto, nuestro Concurso de Septiembre será reposado, tranquilo, casi inocente, para no perturbar las digestiones. T como quiera qu
Blanco y Negro (Madrid) - 30/09/1905, Página 18

30/09/1905 - Blanco y Negro (Madrid) - Página 18

(üesA RgvücieA ASMAYCATARRO Curados per los CIGARRILLOS r n i p Wa ÍEii P ones. Reumas. Neuralgias, -In todas las bucHas Farmacias. Por mayor: 20, ruo S -Lazare, París V Exigir esta Firma sobre cada Cigarrillo. y- Tcs ó el F OJLVO EorlU EL INGENIOSO HIDALGO MIGUEL DE CERVANTES SAAVEDRA m m m m m m m SUCESOS DE SU VIDA, CONTADOS POR F. NAVARRO Y L E D E S M A UN VOL, EN 4. o DE 600 PÁGS. 5 PTS. EL EXTRACTO DE CARNE LIEBIG permito hacer con pocos gastos la cociu; i diaria, hacié
Blanco y Negro (Madrid) - 30/09/1905, Página 19

30/09/1905 - Blanco y Negro (Madrid) - Página 19

ANUNCIOS TELEGRÁFICOS EMITIMOS E N ESTA SECBAMÓ. FONOS, F o n ó ción atiuncios telegráficos á los grafos, Máquinas de escris i p i i e n t e s precios por inserb i r y l á m p a r a s incandescención, sin descuento: Porunanuntes, n o deben comprarse sin cio de una á diez palabras, dos pevisitar l a casa Ureíla B a r q u i setas. Por cada palatra más, 20 llo, 14, y P r i m 1, céntimos. L a s a b r e v i a t u r a s s e c u e n t a n como u n a palabra, y O M B A U FOTÓaKAFO, toda cantidad n u m é r i c a q
Blanco y Negro (Madrid) - 30/09/1905, Página 20

30/09/1905 - Blanco y Negro (Madrid) - Página 20

UNA SA AGRADABLE NanUia, 1. Febrero do 1 H 8. Mny fí uor K míos: Ua sido para mí nua sorpresa agrailuliilísiiua recibir el contenido de su precioso eofrecilli) aiJ l. Kl períiimo do este dentífrico es delicioso; la i que deja en la boca, incomparalde. Es, de todos ioutífricos que lic experimentado, el que encuentro prcíoriblc. l iieden ustedes estar seguros de (lue haré entre mis relaciones toda la propaganda que él merece, y que por lo ¡ne á mí toca no usaré idiignn otro. 3Iil gracias por la amable