Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
¿Sí? Pos mire usté; también sé llora. -Hase uzté bien; á las flores... Iia 3 que regarlas. Tus masetas ainaaesen onajaítas e rosío, y cuajaitos e lágrimas los ojos q- ae m e h a n qxierío. ¿No le gustan á uzté los cantares? Mire uzté uno que he hecho yo pa uzté: Piodresilla e la cayo ó yerbifca der camino quisiera sé, pa déjame pisa por t a s piosositos. ¿Le gusta á uzté? Poz oiga uzté otro: E r día que tú me qxiieras so van á ensendé mis ojos, se van á acaba niis penas. ¡Escuche uzté, que no ze ha acabao! Y como t u n o m e q aieras, so van á apaga mis ojos, so van á a a r a e n t á mis penas. ¡Espere uzté, que tampoco ze ha acabao! ¿S e ha acabao ya? ¡Ya se ha acabao! ¿Y qué le ha paresío á uzté la letanía? -Mu bien. ¿No sabe uzté otra cosa? ¡Ya lo creo! Oiga uzté: E r día que t ú me quieras... Poro como t ñ me quieras, t e van á dcsi mis oíos... la mar de cositas güeñas. -Eso ya me lo ha dicho uzté. -Ez que á uzté no la sé desí más que ezo, Y uzté qué dise? -Que no pué sé. ¿Que lio pué sé? -No, señó, -le dije mu seria. ¡Bueno! -Y el pobre se cayó, y se queó mirando pa er sielo. -Una, dos, tres... sinco... ¿Q u é está uzté contando? -Las estreyas. ¿Y pa qué? -Pa lio aburrime. ¡Qué lástima! -Y de pronto se asercó má á mí, y me dise: ¡Pero oiga uzté, niña! ¿Qué es lo que yo tengo que hasé pa que uzté me quiera? ¿Quié 1 ¿Íw. J uzté que me deje la barba? ¿Quié uzté que mate á zu cazero? ¿Quié uzté que le limpie las botas á zu mamá? -Yo no qiiieo ná. ¿Y por qué no quié uzté creerme? ¡Yo la quiero á u z t é má que puea uzté cjueré á zus ojos! ¡Puede! PeT O mañana dirá uzté otra cosa! -Se e q u i v o c a uzté, niña. No sé desí más que la misma coza; en ezo zoy un loro, -Es uzté mu alegre pa querenie á mí, que soy mu aburría. -Es que si quié uzté, me pongo más triste que un sirio e iglesia. Mire uzté; esta noche salga uzté á la ventana, que tengo la má de cozas que desirla á uzté mu bajito, mu bajito. ¿Y pa qué tan bajito? ¡Pa que no ze entere er zereno! -Es uzté mu informa. ¿Yo informa? Pero hablemos e cozas serias. Mire uzté, pa la boa debe uzté ponerse un vestío blanco, como la gente arta. ¡Qué grasia! ¿Y a está uzté hablando de boa? ¿Pues de qué he de habla, der sepelio? ¡Mañana mismo voy á deja vasías toas las tiendas! ¡Voy á entra en zu caza de uzté con un carro e muansa lleno e cozas, y un cura pa que nos eche la bendisión, y un monaguillo pa que tenga la vela! Y voy á traerla á uzté de too: flores, vestios, peines, za patos, porvos pa los dientes, etc. de too; hasta pañales voj á compra. ¿Pa uzté? ¡Pa los angélicos e Murillo! ¿Y casa? ¿No va uzté á cómprame una casa? -La llevaré á uzté á la mía; es chica la jaula, pero cabe en ella mi paloma. ¿Pos sabe uzté lo que le digo? ¿Er qué? -Que no pué sé ná de eso. ¿Qué dise uzté? ¡Q u e me divonsio! ¡Usté qué ze ha de divorsiá! Uzté está rabiando por querenie. ¡Se lo conosco á uzté en las niñas e los ojos! ¿Verdá, mi arma? Y erdá, cuando se c a y a u z t é Pausa. Dolores habla despacio hasta, el final. ¿P- n qué está uzté penzando? ¡Ríase uzté! ¿Por qué e s t á u z t é t a n z e r i a? (Nueva pausa. En voz baja. Muy despacio) ¿Zahe uzté lo que estoy viendo, Dolore? Pos estoy viendo ar- niño siego e las alas, desnúo y mu blanco, asercarse á uzté v taparle callandito los ojos. (Pausa. ¡Dolore! ¡Mi Dolore! ¿No dise uzté na? (Paicsa leve) ¡Miste qué cozas! ¡Yo t a m b i é n e s t o y t r i s t e! Dolores, qttc apoya un brazo en el j cspaldo de la silla incíinet la cabeza sobre la niesa pensando ejt él) J. ORTIZ DE PINEDO D I B U J O S DE M É N D E Z ÜPJNGA m m m