Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
sangre; muevete, mu jé, que estás más para q u e er SÓ! -Tóos me desían lo mismo: ¿PeÍO qué tié uzté? ¿Por q u é está u z t é t a n mustía? ¿Ha reñío: uzté con ermun- do? ¿Va uzté á meterse monja? ¿Piensa uzté suisidarse? -Y I er tío; Tomás: -I ¿Pero á uzté qué; le hase farta pa r e i r s e? ¿Quié uzté que la compre un mono? ¿Quié uzté que la lleve ar Congreso? -Too el m u n d o me vía la pena en la cara. Y aho: ra... ahora estoy más c o n t e n t a que un d í a e fiesta; p á r e s e que llevo cascabelillos d e n t r o el cuerpo y me salta el corasón de goso. ¡Grasias á é, grasias á é, que me ha dao la vía! ¡Pobre Manolillo! Toavía no le he dicho que le quiero, y no pienso más que en é. Y é, en cambio, á ca despresio mío se pone más osequioso y me dise cosas más bonitas. ¡Qué cosas me dise! ¡Qué grasia tié! Me sé de memoria toas sus conversasiones. M acuerdo de la tarde que pasé en el huerto e la PERSONAJE Ú N I C O DOLORES Limonera. Estaba para, esperando amare, cuando se asercó é mu despasito, con su sonrisa e burla, Habitación pobre en una casa de un pueblo andaluz, blany se plantó, mu fino, elante e mí. Era la segunda qu- cada, muy limpia, m. uy ordenada. Puertas laterales. Al fondo ana ventana abierta, llena de tiestos deflores, por vé que lo vía: donde entra aleg re el sol de una mañana de primavera. -Buenas tardes. -Buenas tardes. ESCENA ÚNICA- ¿Qué espera uzté, morena? Dolores, sentada en tLna silla baja frente á un espejo co- -Morime. locado en otra silla, acaba de peinarse. Dolores es una mnchacha do veinte años, muy buena, muy bonita y muy g ra- ¿Tan triste esta uzté? ciosa; ina do esas mujeres que cría la tierra andaluza para- -Sí, señó. adorno de la vida y felicidad de los hombres. -Pos si uzté me lo premite, voy á darla yo la vía. ¿Es uzté el méico? DOLORES- -Zí, zeñora: der arma. l pAESE mentira! Me he güetto otra; otra, sí; lo- -Entonses es uzté el cura. -veo en el espejillo... Yo ya no soy la qué- -Que no tié imagen á qué adora. Digo, ya la era... ¡Eo que háse el qiieré! (Se echa d sí misma en el tengo. espejo la tiltinia mirada retocándose con las manos el pei- í? ¿Z nado, y recogc- lospeines) ¡Ea, ya estoy pa gustarle! -üzté. (Llamando, sin levantarse) ¡Mare! ¿Ha sacao uzté lóS- ¿Y el arta? pájaros al só? ¿Ha regao üzté la albahaca? ¡Mare! -En zu caza de uzté. ¿no oye uzté? ¡mare! Se levanta y mira d la derecha- ¿Y el monaguillo? delactor. Sí, SÍ, ¡mare! mare; se ha ío, y yo estoy- -Se ha muerto. hablando con la paré... M alegro; me gusta estar- ¿Tié uzté velas? sola; siempre qtie me queo sola pienso e n e Y- -Zí, zeñora: de esperma. cuando estoy acompaña, no pienso en otra cosa. ¿Pos sabe uzté lo que le digo? ¡El pelo se me va á cae de tanto pensá! Acercándo- ¿Er qué? se d la ventana. Hoy hase un día tan alegre, qué- ¡Que. seha acabao la misa! dan ganas de canta. ¡Qué alegría tan grande da ¿Que ze ha acabao? el só! Antes me daba tristesa, y es que tenía la- -Que mi mare va á vení, y no le apetese el patristesa metía en el corasón. Si no llego á topa lique. ¡Será mu vieja! con Manolillo, me muero. Too el mundo; se hasía aspavientos de veme. ¿Pero qiié te. pasa, chiqui- -Es más vieja que yo. lla. ¿Por qué estás tan triste? -Y es que me moría- ¿Zí, eh? de pena, de no sé qué. ¡Levanta esa cara; no mi- -Conque pué uzté marchase. res ar suelo, que paeses una vieja! -El tío Jenaro- -Pero vamo á ve: ¿por qué no quié uzté hacesiempre me desía lo mismo: ¡Píntate un poco, me caso? Se pareze uzté á una mocica que yo c omuchacha, que te vas queando der coló de la sernocí, que no ze enteraba de ná de lo que pasaba vesa. -Y la tía Maruja: ¡Pero esta chica no tié por er mundo. j f 7 i j J I i f- ¡í í y i ptí i i EL NÍÑO C Í E G O