Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
UNA RECTIFICACIÓN fia circunstancia de haber publicado un retrato de Claudina acompañada por su creador Willy, ó de MUe. Pelaire y su autor favorito, debemos el honor y el placer de haber recibido una encantadora carta delicadamente escrita por Hádame Colette Willy, en los términos sisp uientes: dos sentimientos de Colette waiy. Adjuntas algunas piezas de convicción. A este lindísimo documento acompañan los retratos de Colette Willy, ó de Mlle. Polaire, ó de Claudina (como U s t e d e s gusten) de su marido, ó de Willy, ó de Enrique Gauthier V i l l a r s (como ustedes quieran) y de su perro. Muy señor mío: tendrá u s t e d que d e s t r u i r una segunda leyenda, la que subraya la f o t o g r a f í a ecuestre de Mlle. Polaire en el número último de su periódico. Ese retrato es el mío, el de Mada me Colette Willy y su fiel marido, y le agradeceré que inserte mi rectificación en el más próximo Bi, ANCo Y NEGRO. Esto, sin ninguna amargura contra Mlle. Polaire, cuyo talento y carácter estimo infinito. Crea u s t e d señor mío, en los distingui- Queda hecha la rectificación y complacida nuestra comunicante. Nosotros sólo teníamos i n t e r é s en d e m o s t r a r lo que hoy comprobamos c o n nuevos a r g u m e n t o s que Claudina posee una belleza singular, inquietante y que va muy bien con su talento originalísimo... y que Mr. Willy rie doit j as s enibéter. U n a vez más se demuestra lo que engañan esas leyendas que en Par í s se forman cerca de cuanto tiene alguna significación y relieve.