Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
i v. c í; 6- XvJ a- XJ I X JL EL R J! v Pendiente de un clavo, sucia 5 destemplada, rígidas las cuerdas y rajado el mástil está la guitarra. Las vistosas cintas de su moña grana penden á lo largo del húmedo muro rizosas 3 largas. Nadie la descuelga, nadie va á tocarla, nadie con la vieja guitarra andaluza la copla acompaña. Currillo, su dueño, las horas se pasa mirándola mudo, con los ojos tristes, llorando al mirarla... Rra de la Trini: la moza gitana de mirar más dulce y hechuras mejores de aquella comarca. Hembra de ojos negros 3 manos muj blancas y dientes muj chicos y labios niuj rojos j mejillas pálidas y obscura melena de trenzas rizadas 5 pechos robustos y gentil cintura y caderas anchas... Moza á quien ninguna otra aventajaba. X, a envidia de todas. La flor más bonita de Sierra Nevada. Que era de Currillo calor de su alma y luz de sus ojos, que le enloquecía, por quien suspiraba. Por eso ninguno toca á la guitarra: a Trini, y Trini ¡la murió una mañana que el viento gemía y el frío cortaba y el agua de nieve caía del cielo menuda y pausada... ¡Qué sentidas notas su mano arrancaba cuando sus ojazos negros y profundos á Curro miraban! ¡Con cuánta ternura Trini le cantaba coplas de la sierra, pulsando anhelosa la vieja guitarra! Pin tanto que inquieta, fresca y perfumada, la brisa mecía la andaluza moña de cintas i izadas, que con sus vaivenes rozando las caras de los dos gitanos, los estremecía de amorosas ansias... Por eso ninguno toca la guitarra, cj ue, sucia de polvo, pendiente del clavo parece olvidada. Y el pobre Currillo las horas se pasa mirándola mudo, con los ojos tristes, llorando al mirarla... Ai, BERT 0 VALERO MARTÍN DIBUJO D E M É N D E Z BKINOA