Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ís- ií- í rna nf: f: r imnnrA M I I i í ¡lütíl ¿dá ¿íJjK, POllTADA BKL CONVENTO Tm SANTO DOMINGO KeF KT- JL YIK JA. sornas. ff ¿Jl i injusto olvido se tuvo por largo tiempo á la bella ciudad de Soria, una de las más venera ll bles ruinas de las grande as pasadas que los españoles nos obstinamos en no conocer ni es tudiar, como si pudiera fraguarse el porvenir sin comprender á fondo el pasado. Hasta hace pocos años, Soria no estaba unida al resto de España por el ferrocarril: y esta capital, enclavada en el corazón de la península y en la cual parece haberse conservado lo más grave y austero del primitivo carácter de los orgullosos celtíberos, permaneció y aún permanece desatendida y descuidada, como si el artista y el aficionado á la historia nada tuviesen que ver en ella y. sin embargo, Soria podría pasar por modelo de ciudades castellanas antiguas. Emplazada en una altura, á la derecha del Duero y al Oriente de la Sierra de San Marcos, defendida en otros tiempos por rin castillo hoy casi derruido, en sus calles se ven no pocos edificios de señorial aspecto, entre los que merecen notarse la torre de Doña Urraca, el magnífico palacio de los condes de Gomara, de traza italianesca, el de los condes de Lérida y la casa de los Castejonos, también llamada de ¿os Clavos. Los templos de Soria son notabilísimos. El principal, desde el punto de vista artístico, es la Colegiata de San Pedro, magnífica muestra arquitectónica de la época en que el estilo latino- bizantino llamado románico, por tanto tiempo dominante en Castilla, iba evolucionando hacia el ojival, entre los últimos años del siglo xii y la primera mitad del xiii. Este soberbio templo, cuyas naves miden 53 metros de largo por 36 de ancho, sin contarlas capillas laterales, encierra obras de gran mérito artístico, entre ellas un Entierro de Cristo, de Tiziano. El claustro lo forman filas de arcos de medio punto sostenidas por pequeñas pilastras con coluninillas adosadas del más elegante aspecto, con capiteles esculpidos según el gusto románico. Al mismo estilo pertenece lo que queda de la antigua iglesia de San Nicolás, que se supone aún más antigua que la de San Pedro, y de la cual se conserva en regular estado la portada, que adornan grupos escultóricos representando pasajes de la vida del santo. Románicas son asimismo otras iglesias de Soria, y en ellas puede estudiarse la historia de este arte, objeto de tantas discusiones, y aun determinar algunos de los elementos que del estilo románico tonió el gótico ú ojival en sus primeros tiempos. Gótico es 3 de muy buena época el antiguo convento de Santa Clara, hoy secularizado ó, por mejor decir, casi destruido. La iglesia de este convento ofrece muy elegantes y bien combinadas crucerías góticas con claves estalactíticas y hermosos ventanales rasgados. La impresión total que la arquitectura ofrece en Soria es, pues, bastante armónica y homogénea.