Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
E L V E R A N E O Á VISTA DE PÁJARO CUADRO CUARTO. ¡TAFF, TAFF, TAFF! N vista del mal principio que tuvo la famosa y fúnebre carrera de París- Madrid, por acá hemos renunciado á las grandes pruebas esportivas, como decimos en un lenguaje concebido á vista de pájaro ó con la cabeza á pájaros. Pero no faltan pru. ebecitas pequeñas y mauks sueltos para distraer nuestros ocios y sacrificar perros, gallinas y transeúntes pacíficos, si se tercia. No estamos organizados aquí para celebrar carreras de automóviles serias ni para hacer nada serio, siquiera sea á paso de carreta. Pero el que tiene automóvil, aunque sea de los iueymdos, que los técnicos llamamos clavos, dice lo que nuestro famoso 3- bien amado tío Maroma: ¿Para qué quiere uno el carruaje? Lo cierto es que nos bastará dar un vuelo por esas carreteras del Norte de España para presenciar espectáculos como el que Xaudaró ha tenido la oportunidad de dibujar, ayudado de su fecunda y es: vidiable fantasía. Aquí, nada de carreteras regadas con preparados químicos, ni de guardias montados á lo largo de ellas; nada de puestos ó paradas para refrescar máquinas y maquinistas. ¿Para qué tantos preparativos? El que quiera correr que corra por los caminos con todos sus baches y relejes naturales, sin más protección que una pareja de civiles cada diez kilómetros, y sin más auxilio que el de los fotógrafos y algríii que otro cicli. sta aficionado á descrismarse. Pero, con todo, nos divertimos mucho viendo estas novilladas automovilistas, que Dios nos conserve. X Y Z