Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
E L V E R A N E O A VISTA DE PAJARO CUADRO TERCERO. LA PLAYA DE RECOLETOS Ip W STO lo cuenta un gorrión que tiene su centro de operaciones entre la iglesia de las Pascualas S i l y la casa- habitación del desconocido señor ministro de Gracia y Justicia, D. Joaquín González de la Peña (Recoletos, esquina á Olózaga) Este g- orrión no tiende su vuelo más allá del monumento á Colón, por el Norte, ni más allá de la Cibeles, por el Sur. Por consiguiente, es un gorrión profundamente triste y melancólico. Todo cuanto contempla en estos desamparados sitios revela un estado de ahna, como decimos ahora, verdaderamente hipocondriaco. Examinemos el paisaje desde la esquina inferior derecha. ¿Ven ustedes esa familia que toma dos sorbetes y un vaso de limón helado ó de cebada con paja? Son unos desgraciados, indudablemente. ¡Menuda sed van á pasar luego! Porque sabido. es que el sorbete constituye uno de los placeres más fugaces y efímeros de la existencia. Sigan ustedes mirando, si no se han cansado ya, y verán cruzar la playa á todos los infelices que han carecido de los posibles necesarios para... para no gozar de estas delicias: al pobre señor que va tirando de su perro protestante; al que sigue su camino despreciando á la Prensa; á los dos soldados que marchan marcando el paso, con la lengua fuera; al señor gordo, acompañado de su señora gorda, y de la nodriza gorda, y del niño gordo, que va berreando; á las señoritingas que se sientan, y ¡dale que le darás al abanico á la aguadora, que ofrece con lastimeros gritos su luercancía; al otro caballerete que pasea su panza y su aburrimiento en mañuela; á la florista que ofrece los claveles al vacío... ¡Dios de mi vida! toda esta pobre gente sufre, suda, se fatiga, se ahoga, no tiene dos reales, ¡y aún llama la playa á Recoletos! El número de los desventurados y de los ilusos es infinito. I,o asegura el gorrión de San Pascual, X. y. Z.