Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
según las opiniones más autorizadas, las posturas más cómodas y naturales para la natación son dos: ó con el cuerpo echado de espaldas, ó boca abajo, pero nunca en la colocación de lado á hraceic) que sólo es propia de los maestros en el arte, y resulta muy poco elegante en las señoritas. Estéticamente y prácticamente, es preferible nadar boca abajo, siempre que se tenga f u e r z a de voluntad para aguantarse algunos involuntarios tragos de agua amarga. Para nadar boca abajo, basta sostener el cuerpo en flexión, i W fy, es decir, hacerle perder la rigidez que le comunica el miedo y conservarle estirado, ero nc tieso y envarado como si muerto estuviese. Eas piernas han de doblarse un poco, en postura semejante á la del paso gimnástico; las puntas de los pies se colo- carán hacia afuera; los brazos extendidos y las manos juntas por las palmas. El movimiento inicial de la natación puede ejecutarsa con los pies ó con las manos. I o demás no es más que cuestión de serenidad, de que las flexione. de piernas 3 brazos sean rítmicas y, si es posible, coincidan con los movimientos respiratorios, lo cual ahorra toda fatiga. Después de tomada esta Icicioncita, j- a pueden ustedes, bellas lectoras, lanzarse al agua... acompañadas del bañero, por si acaso. DE MASEIv FOTS. CIJUSSEAÜ FLAVIENS