Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
UNA EXPOSICIÓN DE MAQUINARIA AGRÍCOLA EN CASTILLA rsPEClALÍvSiMA importancia tiene la Ex posición de máquinas agrícolas celebrada en Medina de Rioseco, no ya vsólo po- que demuestra el grande y provechoso incre mentó que en la tierra castellana va tomando el uso de la maquinaria moderna, sino porque prueba que existen ya en España bastantes fábricas capaces de competir con las extranjeras en este punto. Con gran injusticia se acusa á los labradores españoles de rutinarios y atrasados. Mucho más debieran serlo si se tiene en cuenta la ninguna protección que el Estado concede á la primera y la más noble de todas las industrias. El labrador español no recibe instrucción especial agrícola como la que se da en los países extranjeros; en muchos casos, ni siquiera posee instrucción general. El labrador español está agobiado de impuestos y cargas, no puede tener iniciativas, carece de seguridad en el presente y en el porvenir, fe ve amenazado constantemente por la usu- U N A DE LAS INSTALAGIONES mi V, el Üi l PRUKBAP DIC UNA MAQUINA SEGADORA ra, por el pacto de retro, por la hipoteca. Milagro es que algunos labi adores piensen en otra cosa que en morirse en un rincón. Insigne patriotismo el de los que procuran mejorar los cultivos, emplear máquinas nue- vas, reformar las añejas rutinas. Por eso no se tomará como anuncio, sino como honrosa mención la de esta Exposición celebrada en Medina de Rioseco, a l a cual han concurrido con magníficas mue. stras de maquinaria las casas de los Sres. Ahles y Compañía, La Champion, Jorge Martín é Hijos, Gartéiz Hermanos, Vidal y Carsi y Sturge. ss y Eoley, de Medina de Rioseco; Cintat, de Lérida; Zorita, de Valladolid; Ajuria, de Vitoria; Quintero, de Peñaranda; Picazo, de Albacete; Navas, de Madrid; Perelétegui y D! Amadeo Cros, de Valladolid, y otros varios. De todos ó casi todos los aparatos agrícolas presentados, se han realizado pruebas concluyentes sobre el terreno, á las cuales han asistido numerosos labradores de la fértil y hermosa comarca de Rioseco. PRUEBAS DE UNA TRILLADORA FOTS. GILAKDI