Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
QUIÉN ES JULIO I ULIO es! in joven aristócrata ó que presume de tal; un jip ¿ó un panamá, si no es un sonihrerillo canotier de paja gorda, cubre su cabeza, que no es precisamente alcázar de pensamientos ni cosa por el orden. Julio es trivial, voluble, liviano en cuanto piensa y hace. Durante sus treinta y un días, cata y aprovecha todas las formas de locomoción: dr erme en el slceping- car, sube a l a sierra en automóvil, fu. ma cuatro cigarrillos dei Khedive en el corro grande de la Granja, pesca chipirones entre Pasajes y Fuen cerrabía, pierde unas cuantas pesetas enfermas en los caballitos del Gran Casino de San Sebastián y unos cuantos francos sanísimos en la ruleta ó en el treinta y cuarenta de Biarritz, pasa ocho días aburriéndose en cualquier balneario donde se estropea el estómago para arreglarse los nervios ó viceversa, cena un par de veces con el Gum- a en cualquier restaurant cercano á la Zurrióla, corre hasta Santander persiguiendo un noviazgo crematístico, solución á varios problemas intrincados y cancelación probable de varias no menos intrincadas letras de cambio ó mal disfrazados pagarés; tal vez (porque no solo de economía vive el hombre) se acerca á Zarauz, lleno de melancólicas remembranzas, á rondar este ó aquel palacio donde habita una ilusión irrealizable; quizás torna presuroso y de ocultis á Madrid, en los días de la verbena del Carmen, llamado por una pasión bulliciosa, popular, de la cual nada sabe su familia. Si las cartas ó la ruleta responden, no diré que Jtrlio no vuele hacia Ostende ó hacia Spá, mas en estas aguas no nadará mucho tiempo. Julio habla el francés como el castellano ó el castellano como el francés; el lengiiaje suficiente á expresar las situaciones de su alma tornadiza, alma insulsa de tren, de balneario, de automóvil. Julio, nervioso y hasta neurasténico; pasa, corre, suda, se sofoca, se agita, vive mal, jjadece grandes y pequeños apuros en sus treinta y un días, contrae grandes y pequeñas deudas, se esfuerza y se afana como ciento para divertirse como diez... y cuando comienza á hacer que se divierte, ve llegar, gozoso, risueño, apoplético, opulento, congestionado, á su hermano Agosto. Este sí que se divierte de firme. Pero de él se hablará á su debido tiempo. D i n U J O DE- JÍÁUD- RÓ