Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
F. L PRTMK. K SALTIDO DIO S. J t KI. RUY A LOS PARISIKNPES, AL SAI. IR V. LA ESTACIÓN KIv T 5. KíY KM F R i e l, í, o ya á los informes de los periodistas españoles, en 0113- 08 ánimos puede y debe haber influido, naturalmente, el patriotismo, sino á los relatos de la Prensa francesa es necesario atenerse para darse cuenta con exactitud del excelente efecto que en el pueblo de París ha causado la presencia de nuestro Soberano. Desde el primer momento- -dice un diario de los más importantes, -el Rey de España ha sabido captarse las simpatías g- enerales, por lo gallardo 3- resuelto de su actitud, por el noble desembarazo de sus ademanes y por la j u V en i 1 alegría de su rostro. No pensaban los p a r i s i e n s e s ni las p a r i s i e n s e s que el Re 3 de España, de este pueblo al que injustamente se está calificando d e i n quisitorial y de dominado por tristezas medioevales, f u e s e un mozo de tan g racioso continente, de tan democrática llaneza, de tan atractivos rasgos. A c o s t u m b r a d os los parisienses á recibir visitas regias, han hallado en nuestro Kej algo nuevo, algo distinto de la hierática rigidez de ios n j ó n a r c a s por ellos conocidos. P n la republicana Francia apenas se tiene noción del espíritu igualitario que entre r. I, RT. V T ÍVTR. T AL SALIR DKL 3101 1. T) E YTLLE