Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
UNA, B O D A E N L A M A N O H U R I A OMO 63 la Manohuria la región de China en donde mejor se conservan las antiguas costumbres de la i aza monIWf 1 f tiempo vencedora, los manchúes tienen gran respeto y veneración á la vieja práctica matrimo i 3 rü nial, tan adulterada entre los chinos del Sur por su contacto con otras razas y por la inHuencia de las diferentes sectas del 3o nfucismo, cada una de las cuales ha legislado de muy diverso modo respecto del matrimonio, i o s manchúes son unos seres admirables desde el punto de vista del noviazgo y de la boda. Un manchú no se enamora de veras jamás, y si se enamora no asocia sus propósitos amorosos con los fines matrimoniales. Para él, el matrimonio tiene un carácter principalmente económico y comercial. Los noviazgos y las bodas se tratan y estipulan, de ordinario, por los padres do los contrayentes, entro sus relaciones de familia ó de sociedad. Para l aciliLar las operaciones existen ciertas buenas y solícitas señoras, generalmente viudas, que so encargan, como nuestros acreditados agentes de matrimonios, y aun mucho mejor que ellos, de dar todos los pasos indispensables para que el novio ó la novia sean acoplados y estimados como persona grata por la parte contra, ria. Parece natural que estas amables señoras cobren su comisión ó corretaje por el arreglo del asunto. Una vez conocida la aceptación, se firma un contrato, y entonces la novia se dirige á casa del novio acompañada por sus amigas, doncellas do honor, y vestidastodas con sus más galanos atavíos. Naturai: nte, no se usa el vestido blanco, porque éste es el color de luto entre los habitantes del Celeste Imperio; van vestidas- lo 1) S más alegres colorines. El novio espera á la puerta ó sentado en el jardín do su casa, y al ver llegar á la novia hace uua profunda reverencia, coge de la mano á la interesada y la conduce al salón familiar, donde ella so deshace en genuflexiones ante los tica, dioses lares ó penates de la familia, y ante sus futuros papas suegros. El día transcurro todo en fiestas, juegos y bailes, y sólo al anochecer se permite al novio dirigir la palabra á la que ya es su esposa. Es importantísima la elecciónde fecha para la boda, que necesariamente ha de celebrarse en un día fausto, según todos los augurios. A pesar de lo cual, muchas bodas salen mal, lo mismo que en Occidente. Fot. Undcru- ood S U. Klcrw: ocl MAS EL