Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
REVISTA ANO XV MAJUÍII) 11 DE MAEZO DE 1905 NUM. 723 íh r vv frfr VfJÍ 4 -V J Js v DIÁLOGOS j E modo que te quedas en la puerta? IVyjF- -ISo; iré un momento al Casino á ver si está Paquito Ponce. -Bien podías entrar conmigo en lá iglesia; no te pasaría nada malo. Al contrario, te pasarían muchas cosas buenas en éste y en el otro mundo. -Desde luego; perci como tengo que hablar con Paquito Ponce... -Mejor es hablar con Dios, y sobre todo ahora que estamos en Cuaresma. -l o, mujer, en todo tiempo. -Claro que en todo tiempo, pero ahora más. ¿Entras ó no? ¡Si no tengo en este momento nada que decirle! -Bueno, bueno, márchate, No quiero bromas de esa índole, y menos en la santa Cuaresma. ¿De suerte que tú crees que en estos cuarenta días la gente habla más con Dios y no peca apenas? -Sí, señor, lo creo. -Sobre todo los viernes. ¿Qnién lo duda? ¿Qué reunión se celebra en viernes? ¿á qué teatro va la gente en viernes? CONYUGALES ¿quién no come de, vigilia en viernes? ¿qué verdadero cristiano no v i s í t a l o s templos en viernes? Dos demás días de la semana son santos también, pero no tanto. ¡Ah, ya! Entonces, de los trescientos sesenta y cinco días del año se quitan únicamente cuarenta para no pecar, pensando en ía otra vida, 3 de los cuarenta todavía. sobran unos treinta, durante los cuales cabe alguna distraccioncilla y tal cual pecadillo venial. ¡Pues el que no se salva, según el uso moderno, es porque no quiere! ¡Si hasta la marquesa del Cisne, que no tiene blanco más que el título, puede alcanzar cuando guste la gloria perdurable! ¿Y por qué no, si se arrepiente á tiempo? ¡Pero mujer, si no le va á quedar ninguno! -Vaya, vaya, estamos murmurando á la puerta de la iglesia y en Cuaresma. Valía mucho más, que entrases conmigo y le pidieras á Dios perdón por tus pecadillos. Pero ¡quiá! á los hombres os asustan los templos. -No lo creas. Precisamente ahora somos todos unos santos. ¡Si hasta los calaveras más desenfre- D E L A N T E D E LA IGLESIA