Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
D. JOSÉ EN Sü NUEVA CASA j J j O N José Ecliegaray es un op timista. lyO era ya hace años, cuando vivía en un piso quinto. Más debe de serlo hoy, que vive en hotel propio, adquirido á fuerza de lari a, fecunda é incesante labor. E. íe hotel de paredes blancas, de rientcs huecos, de adolescentes arbolillos, lo está diciendo con su no- NUEVO HOTEL PROPIEDAD DE D JOSÉ ECHEG. -LRAY D. JOSK CULTIV. A, NDÜ SU JARDl. X D. JOSÉ, EX L A- P U E R T A IJE SU HOTEL CH. RL. NÜO CON SUS VECINOS MAKÍA GUFRREKO Y FERN. -VNDO DÍAZ D E MENDOZ- ta clara, que detona en medio de una calle recién abierta é inundada de sol, en el barrio, más nuevo y niás elegante de Madrid; esa es la morada del optimista. ClaVa es la casa, claro el jardín, claro el pensar de quien la casa y el j ardín habita. Ea claridad le ha hecho dueño y señor del público por espacio de muchos años. Kn el teatro no hay nadie menos nebuloso. En la política, pocos tendrán tan transparente historia. En la ciencia es un gran aclarador de lo que á los ojos profanos puede resultar ob; curo Hasta su voz, un poco metálica, tiene una claridad poco frecuente en los hombres de sus años. Desde q u e posee tan clara 3 hermosa vivienda, los hábitos del amable D. José han cambiado un poco. Antes, como vivía en el centro, desde primera hora de la tarde hasta el anochecer solía v é r s e l e sosteniendo la conversación, sentado de espaldas á la luz, en la cacharrería del Ateneo. Entre el guirigay de las voc e s jóvenes q u e discutían, la nota clara, un poco aflautada, de la voz de D. Josédejábase escuchar á r a t o s contando con gracia inimitable y viveza juvenil añejos lances d e l a Revolución ó rec i e n t e s argumentos de dramas y comedias, Ea gran cualidad deí dramaturgo y del orador, el interés, fluía de sus labios y sujetaba las voluntades. José hablaba y las D. JOSÉ Y s o PERRO FAVORITO discusiones cedían, amai- naban, iban apagándose. Al retirarse de -a. cacharrería, D. José dejaba en pos suyo una estela de admiración afectuosa... y próximamente unas treinta 3 cinco ó cuarenta colillas de cigarrillos Susini. D. José fuma sin cesar, encendiendo un cigarrillo con otro, y con tan- nerviosa. impaciencia, que muchas veces arroja el cigarrillo á las cinco ó seis chupadas.