Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ÚLTIMOS REFRANES DEL AÑO p l viejo Diciembre, poco ó nada afanoso en el campo, no es muj- pródigo de refranes. Convendrá, no obstante, recoger algunos y abrigarse con ellos, que buena falta nos hace. El primero que nos sale al paso, más que refrán es una frase proverbial eminentemente española. A aiire se acuerda de Sania Bárbara hasta g- ue trtíena. Santa Bárbara, como todos sabemos, cae el día. y es la patrona de la Artillería y de la Tor; entaría. El refrán, además de ser eminentemente español, es absolutamente racional. No nos acordamos de Santa Bárbara hasta que truena y, sobre dar esta prueba de imprevisión, en- muchos pueblos sigue practicándose la costumbre bárbara de invocar á Santa ídem repicando las campanas, lo cual origina infinidad de disgustos y desgracia. personales y de las otras. Por Sa 7i Nicolás, la toliia henchirás, refrán que sólo se aplica, naturalmente, á los pueblos y regiones donde se cosecha aceituna, pues la tolva á que el refrán alude es la del molino aceitei- o o almazara. Quien no tenga ya á estas fechas la tolva llena, ó Los chicos de las escuelas tenían hasta hace pocos años un refrán que aplicaban á la fiesta del día 18, en que comenzaban las vacaciones de I ííi. vidad: Virgen de la O, piedra (ó palo que te crió, con lo cual pintaban muy gráficamente los suaves regocijos y expansiones á que solía entregarse la j u ventud escolar con motivo de la huelga, los cuales consistían, ya en apalear las puertas y ventanas de los vecinos pacíficos, ya en apedrearse mutua y fraternalmente los dos bandos en que necesariamente había de estar dividida la escuela. Otro proverbio escolar era la siguiente súplica: Si las leyes son costumbres vacaciones os pedimos y las costumbres son leyes, desde la O bástalos Reyes. El Estado, interpretando bonachona y aniplísimamente este deseo de los estudiantes ha anticipado las vacaciones y ha dilatado su tcj. mino para evitar conflictos de orden público. Análoga á esta petición es aquella otra tan graciosa como antigramatical que dice: Punto pedimos que el año que viene señor Rector, ei etnos Dicjor. no la teng- a todavía, poca cosecha de aceite cogerá. El simpático San Xicolás de Bari celebra su fiesta el 6 de Diciembre. También suelen decir ífolinero Nicolás y Lcñ. odor Jomas, refiriéndose á Santo Tomás aposto! el de i er y creer y el de nia y lio más. Este apreciable y tozudo dis cípulo de Nuestro Señor Jesucristo, recibe el calificativo de leñador, ya porque el 21 de Diciembre, c ¿ue es la entrada oficial del invierno, es preciso hacer leña y se dedican á ello hasta los más ancianos de cada lugar, ya. porcjue acercándose las fiestas pascuales, en que se hace tan gran consumo de lumbre para cenas, veladas v holgorios, aun el mismo santo Apóstol coge el hacha y ayuda á la cristiandad en la provisión y acarreo de leña. Al apcdreao, el campo jievao, suele decirse en Castilla, por aquello de que no son raras las nieves hacia el día de San Esteban, protomártir 26 de Diciembre) quien, seg ún es sabido, murió lapidado y fué el primer mártir de la Iglesia cristiana. t a cual, con una especie de cancamurria ó sonsonete monótono, solía cantarse j a á mediados de mes en Colegios, Institutos y Universidades. En fin, el líltimo santo del año, el bondadoso San vSilvestre, ha motivado dos refranes: uno que dice San Silvestre, ¿q? iéaño es este? como indicando la sorpresa con que la humanidad descuidada ve que se le ha colado de momio un año, conio dijo el jugador; y otro que dice: San Silvestre, otro año como éste, con el cual se expresa la filosófica resignación de quien está convencido de que todos los años, poco más ó menos, son iguales.