Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MTA REC en fm, que dispongo de flores y piropos para hacer todos los diferentes ramos del saber humano. mi quinta de recreo, que voy á describirte: En medio del jardín he colocado u n a fuente, que En la falda oriental de un gran monte, ó sea en corre de día y noche en bicicleta; esta fuente, con una falda de seda china del Monte de Piedad; en sus platos correspondientes, forma una vajilla el centro de operaciones de un país de abanico de latón, y, para que parezca de plata, se la he lleno de accidentes ferroviarios, batido por los mandado á un platero, que en este momento la aires populares y cruzado por las vías legales; platea proscenio número 2. Alrededor he puesto, bajo un cielo de la boca donde brillan estrellas del para sentarme, un asiento de estómago, otro asienarte como la Loreto y Chicote, cielo hacia el cual to en el libro de caja y el asiento que ha hecho la el águila se remonta toda clase de calzado y se mampostería de la casa. cierne en el espacio como puede cernerse la ceRecordarás que el origen del hombre, así como bada, acabo de edificar una hermosa quinta de el de los calcetines, se pierde en la noche de los 40.000 hombres para el próximo reemplazo. tiempos, sin que nadie lo reclame en la sección de L, os muros- son de manipostería concertada por pérdidas; pues bien, durante esa noche viene á Chapí, de piedra filosofal tomada con mortero de dar un concierto europeo cierto violinista emibronce de 30 centímetros. Y las fachadas, revoca- nente, condecorado con la gran cruz de los pandas por el albañil encargado de revocarlas Reales talones, con La banda de trompetas, con el collar de los mastines y con varias placas fotográficas; toórdenes. El piso bajo, sostenido por las columnas del das esas distinciones ha merecido con el violíu en Heraldo de Madrid, está dividido en varios cuartos una mano y el arco iris en la otra, arrancando del de cabrito, á los cuales se llega por un largo co- instrumento unas notas diplomáticas semejantes rredor de bolsa qtie desemboca en un pasillo có- al sublime canto de un duro. mico de los hermanos Quintero. Todo el interior Si quieres venir, puedes aprovechar una de las amortizable me lo han pintado al temple los Tem- muchas diligencias judiciales que á diario salen plarios, excepto sala y gabinete, que se han empa- de las Salesas, ó emprender la marcha de las anpelado con papel fabricado aquí mismo, en don- torchas á pie; en este caso, tomas en serio la vía de has de saber que hacemos un triste papel. láctea ó caminito de Santiago; echas las tripas Cuenta con toda clase de comodidades: hogar con todo derecho romano, hasta llegar á un berengesu gran campana de Huesca, baño maría y capi- nal, donde cuidarás de no meterte, y á unos treslla, para la cual ando buscando cura radical por cientos pasos dobles de Chueca, torciendo el gesSáiz de Carlos. En las cercanías tengo un campo to, á la derecha, está mi posesión; llegas, subes la de gules donde estoy labrando un porvenir á mis escala de reserva, tiras del cordón umbihcal, suehijos, así como algunas dehesas boj ales de donde na la campanilla de la garganta, y salgo por pese surten de boyas todos los puertos del Cantá- teneras á recibirte. De paso, tráeme el libro dex brico. destino que te ha ofrecido Maura; una capa social Frente á la casa se extiende un jardín, regado de paño de lágrimas, pues aquí las noches refrescon una bomba aspirante á cadete, y en él tienes can con horchata de chufas, y un cepillo para limel pensamiento libre, la rosa mística, la rosa de piarme los dientes, pero que sea de esos que llalos vientos, la flor y nata, toda clase de plantas man cepillos de las ánimas. Adiós. Te ama para de edificio, y la planta torera, hoy en decadencia; casa de los padres, mero 691 de BLANCO Y N E G R O ofreciéndote MELITÓN GONZÁLEZ A MIGO Pérez Zúñiga: contesto á tu carta del nú-