Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ENRIQUE BORRAS T ESDE h a c e ya bastantes años faltaba en la escena española un primer actor joven, vigoroso, flexible, capaz de interpretar el repertorio moderno con toda la variedad de sus tipos. I as representaciones dadas el año pasado en el teatro de la Comedia por la compañía catalana de Enrique Borras convencieron al público y á la crítica de que el actor apetecido existía y era capaz de interpretar con el mismo acierto los rudos pastores de Guimerá, los desengañados viejos de Iglesisis y los místicos sacerdotes y soñadores artistas de Rusiñol. Pronto, no obstante, algunos señores á quienes interesa, sin duda, mucho el que no haya lucha ni emulación entre los actores, único medio de -r í- i f í i EK CAVALLERIA RUSTICANA ENRIQUE BORKÁS l Ot. Audouard EM Lü NUVI qne todos lleguen á la perfeccióu posible, comenzaron á propalar que, habituado Borras á representar en lengua catalana, le sería imposible hacerlo en castellano sin perder en pureza de dicción ó en rapidez de mímica. Los hechos están ya demostrando lo conti- ario, y los hechos no favorecen ni á los envidiosos ni á los catalanistas acérrimos, pues ya se había demostrado hace mucho tiempo que todo catalán culto maneja y compone con la misma facilidad y naturalidad el castellano que su lengua natal, aun cuando haya catalanistas que por testarudez renieguen de Pí y Margall, es decir, del más castizo y atildado prosista que en el siglo x i x escribió en lengua española. Í L O R G U L L D E L Gf CH ot. Arenas