Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
REFRANES HAGIOGRÁFICOS DE SEPTIEMBRE T EjciMOS liagiográficos porque los más notables proverbios de Septiembre se refieren á santos que caen en el mes. Poco favorables á esta simpática y hermosa época del año son los más de los refranes que la mencionan, sin que podamos averiguar cuál es la razón de tan extraña antipatía. Septiembre, el mes más malo que el año tiene, dice uno. Septiembre se tiemble, agrega otro aficionado á las paronomasias que los críticos de tres al cuatro suelen llamar retruécanos. Y otro, más infeliz, arrodillándose ante el mes como ante un tirano, suplica: Septi, mbre, de der á chicos y mozos que ha llegado el solemne momento de catar las nueces, ya maduras. Por Santa Cruz y San Cipriano siembra en cuesta y siembra e 7 t llano. ¿Por qué ha de ser antes en la cuesta? Porque en ella, si llueve pronto, ruedan las aguas y no las aprovecha la simiente si no se ha echado ya en tierra, mientras que el llano recoge y conserva la humedad más tiempo. Agua por San Mateo, puercos, vendimias y gordos borregos. Pocos refranes reflejarán tanta cantidad de imágenes halagüeñas y sustantíficas. Engordan con dichas aguas los ganados ovinos y porcinos. mi se te miembre. Este último refrán parece discurrido por alguien que tenía toda la ropa convertida en papeletas de empeño. Otro que teme tanto á la sequía como al exceso de humedad, exclama todo niedrosico y acongojado; Septiembre ó lleva las puentes ó seca las fuentes, y tal vez el mismo añade: Septiembre es biteno, si del primero al treinta pasa sereno. Un refrán aconseja lo que ha de hacerse en el campo: En Septiembre, cohecha y no siembres. Otro, lo que ha de hacerse en el corral: Por Septiembre las el Excmo. Conde de gallinas vende y por Navidad vit- e lvelas d comprar. Otro, como es fama que dice ó no llueva, Sr. santo evanSan Bernardo, y llueva el gelista abre ante nuestros ojos el hermoso panorama de la vendimia, fiesta que parece trabajo, ó labor con honores de fiesta. Por San Mateo vendimia el loco y el cuerdo, y también Por San Mateo, vendimias arreo, se dice en todas partes. Ea alegría corre por los campos en esta faena sagrada en que toman parte hombres, mujeres y chicos; se canta, se baila; el glotón engorda; el borracho toma vino en pildoras; la melindrosa, con dos carpitas se mantiene; amos y criados fraternizan... ¿por qué habrá quien diga mal de Septiembre? lo que se ha de hacer en el granero: EJI Septiembre los- melones gzídrdalos por los rincones, pues nadie ignora que entre el trigo se conservan mejor que colgados. Y ahora vamos con los reíranes hagiográficos. Del mes qzíc entra con abad y sale co 7 t fraila, Dios nos guarde. El abad es nuestro santo amigo San Gil; el fraile, nada menos que San Jerónimo. Por San Gil, adoba tu candil es proverbio dirigido á las hilanderas y á las esparteras ó pleitistas, si así puede llamarse á las que hacen pleita por las veladas. Por San Gil, nogales ó nogueras á sacudir, da á enten- Termina el mes en los campos con la despedida de los mozos contratados por año y la entrada de otros nuevos, ó el reenganche de los mismos. El arcángel San Miguel es el encargado de toda esta contratación. San Miguel de las uvas, tarde vienes y poco duras; si vinieras dos veces al año, no qttcdaría mozo con amo; San Migziel pasado, tanto manda el 7 nozo como el amo. Eos gañanes se despiden; los amos se quedan diciendo filosóficamente, como si compendiasen la monotonía inmensa del vivir campesino: De San Miguel d San Miguel, nada queda por hacer. W. B.