Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
J J M FELICIANA (con jovialidad) -Bueno. Ya se ve que SOBRE LA PARVA 1 UGAR de la acción: una aldeílla murciana. Personajes: Feliciana, hija de arrendadores, veinte años, blanca, fina, guapísima, de ojos negros y grandes, Alfonso, hacendado murciano, de modales distinguidos, joven. Perete, veintitrés años, huertano, jornalero. Gente del pueblo. La escena en la huerta, en medio de una era de trillar. Es la media noche. Feliciana 3- Alfonso forman grupo, semitendidos sobre la parva de la era. Perete llega después. Los mozos, mozas y viejos forman otro grupo á cierta distancia del primero. Colocados en corro, sentados unos, en cuclillas otros, en pie los menos, tendidos los más, juegan á prendas, refieren historias viejas, hablan de la cose cha y discretean sobre noviajos. usted tiene ganas de broma. Lo mejor de las cosechas soy yo. ¿No? ALFONSO. ¡Tú... tú eres! Y mira: estoy pensando... pensando... (resueltamente) ¿sabes lo que pienso? FELICIANA (saliéndole al paso) -Sí. ALFONSO. -Bien; mejor. Te lo explicaré, por si acaso. Pienso en que nadie, nadie tiene derecho á llevarse lo mej or de mi cosecha, y en que 0 no debo seguir consintiendo eso. FELICIANA. ¿Usté? ALFONSO. -Verás. No te molestes. Ya sabes cuánto te quiero... y al fin, para todo hay arreglo en este mundo. Hablemos seriamente, sin doble intención, con la verdad. (Ligera pausa. Perete, tu novio, es quien se está aprovechando de lo meior de mi cosecha. Yo no quiero mal á Perete ni deseo perjudicarle, pero... P ELICIANA (le interritnipe recelosa 7 nirando d todos la- dos con temor) ¡Por Dios, señorito! Si él estuviera oyendo... No tardará en venir y... ALFONSO. -Bueno. Déjame acabar... Decía que no le quiero mal; pero como á ti te quiero muy FELICIANA á Alfonso, que tiene clavados los ojos en bien, y estas dos cosas están reñidas, busco la maella) ¿Por qué me mira usted tanto? (Pausa. Al- nera de que todo se arregle sin perjuicio para nafonso deja escapar un suspiro tmí- y hondo. ¿Le pasa algodie. ¿Qué le hace falta á Perete? FELICIANA. ¡Tantas cosas le hacen falta! N o esta noche? ALFONSO incorporándose hacia ella) -Ove, Feli- tiene más que el jornal... cuando trabaja. ALFONSO. ¿Y viviría contento y alegre y satisciana. fecho si tuviera de lo que yo tengo, bancales, caFELICIANA. ¿Qué? ALFONSO (aproximándose ásaoido) -Te miro tan- sas y huertos? FELICIANA. ¡Ya lo creo! E n eso piensa siempre. to... iporque eres guapísima! (Feliciana se turba y ALFONSO. -Pues ya los tiene. procura distraer la mirada. Media una larga pausa.