Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
SíiSTT S h ZT KK í vyr- T EL VERANEO EN GUIPÚZCOA l- I ASTA hace veinte anos, Guipúzcoa parecía una p r o v i n c i a exclusivamente destinada á que en ella veraneasen todos los españoles en tiempo de paz ó á que se zurrasen la badana carlistas y liberales en tiempo de guerra. Hoy este concepto es casi por completo erróneo. A primera vista, parece que ninguna relación hay entre estas dos circunstancias; pero analizando -JV TA- c; de fábrica, y no lanza balas, sino humo sólo, paz, y sobre ella se vive con alegría. Al crearse esas industrias, claro está que ha bajado considerablemente la industria del veraneo Y a ina miajita, si que la hav. Ron muchas las provincias españolas que lan progresado en el tiempo neceiario para que nos crecieran las barbas á los nacidos con la Revolución de Septiembre, pero son pocas las que han progresado tanto como Guipúzcoa. Sin dejarse llevar de los locos arrebatos de su hermana Vizcaya; sin construir improvisadamente en el aire castillos de millones, la prudente y honrada Guipúzcoa, muy mujer de su casa, ha ido creando poderosas industrias de las que no ven jamás agotadas sus primeras materias; ha administrado con circunspección y talento sus recursos naturales y etripleado otros artificiales, hasta llegar á un estado de prosperidad y reposo que ya no perniiteti aventuras brutales como las de las pasadas guerras. Ctiando el cañón apunta hacia el cielo, í: v íss; convirtiéndose en chimenea glorioso, negro, blanco, irisado humo, la tierra está en