Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
G E f i T E ynErtuDA 8; i 1 i vitir. Kl D P I í r A I V O color blanco sonrosado; vuela m u y fuerte y H í l L J C A P v U con gallardía; nada con tanta rapidez como los peces más listos, y posee debajo del pico una especie de bolsón, en el que guarda sus ahorros; y en caso de apuro, hasta lleva en él parte de su familia. Claro está que los ahorros del pelícano no son de dinero como los ahorros de los hombres, sino de pececillos, que es la moneda corriente entre los pelícanos. Respecto de sus cualidades morales, se h a exagerado mucho; pero aunque rebajemos las patrañas que han inventado cuatro majaderos, siempre resultará que el pelícano es un animal de carácter dulce y agradable y muy amigo de vivir en sociedad, sólo con la intención de tener más abundantes los alimentos, y no por otra causa. Esto es, si bien lo miráis, el origen de todas las sociedades y compañías. La sociedad, formada á veces por tres ó cuatro mil pelícanos, se reúne en las orillas de un lago ó en las del mar, buscando un sitio á propósito para la pesca. Reunidos todos los pelícanos, se lanzan al vuelo mar ó lago adentro, y pronto forman un enorme semicírculo que se deja caer en el agua. Así, formados en media luna ó en línea de batalla, comienzan á avanzar á nado hacíala costa, armando un ruido de dos mil demonios; porque bueno es decir que al pelícano se le ha llamado también oiiocrótalo, porque lanza un rebuzno muy parecido al del asno. Marchan, pues, los pelícanos por el agua rebuznando y batiendo las alas. Los peces, asustadísimos, huyen de aquel estruendo, pues ya habréis oído á los pescadores de caña decir que á los peces les asusta más que nada el ruido; y cuando ya á los peces les queda poca agua en que rebullirse, los pelícanos abren el pico y se embaulan en el bolsón unas cuantas libras de peces, que después se comen tranquilamente en tierra. Pero el pelícano no se come todos los peces de una vez, sino que los va guardando para los días malos y para mantener á sus hijuelos. Resultado: que siempre tiene el bolsón lleno de sangraza y de porquerías. Esta asquerosa circunstancia h a hecho que algunos poetas del género tonto dijesen hace muchos siglos que el pelícano es el modelo del amor paternal ó maternal, y por ahí habréis oído asegurar que cuando un pelícano se halla en mala situación y no puede dar de comer á sus hijos, se clava el pico en el vientre y los mantiene con su propia sangre. Esto es muy bonito; pero como casi todas las cosas demasiado bonitas, es una mentira m u y gorda. En realidad de verdad, el pelícano, cuando parece que no tiene nada en el buche, aún conserva algo, y para dárselo á sus pequeñuelos aprieta contra el vientre la bolsa de las provisiones, estrujándola con el pico, y de ella sale sangre de los pobres bicharracos que h a y dentro, y por eso parece que la sangre es del mismo pelícano. La creencia de que el pelicano se abría el vientre era, como veis, una tontería, y la Naturaleza no hace tonterías nunca; porque ¡bastante iban á adelantar los pequeñuelos con quedarse sin padre ó sin madre, ni el padre ó la madre con darles de comer una sola vez y morirse luego á consecuencia de la herida! El mayor sacrificio que puede hacer una madre ó un padre no es matarse por sus hijos y dejarlos desamparados, sino vivir para ellos, aunque sea malamente. DIBUJO DE REGIDOR H ISTORIETAS NATURALES hermoso animal el pelícano. Tiene preciosas plu-