Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
REFRANES DE JULIO J ADEANTE y Sudoroso, con el sol urente por montera, con guedejas de amarillas espigas, con ojos de brasa, con hoces y guadaña en las manos, con trillos pesados en los pies, perseguido de tábanos y moscas, se nos aparece un gigantesco segador, u n trillador descomunal; es Julio el cumplidor, nieto de Mayo el prometedor. jV es cristiano es Jtdio: todos igttales y todos de. snitdos Es un tiempo éste bendito de Dios. Quien trabaja en Julio trabaja, con orgullo: si es amo, porque recoge dice el refrán: y si alguien no se queda á toda llora tal como su madre le parió, no es por falta de ga- con creces lo que sembró, y si es obrero, porque los jornales de este mes son los que más prestan. Y como la tierra es tan buena, no acaba u. sted de recoger una cosecha de oro, cuando ya está usted viendo apuntar otra cosecha de sangre. Por Santa Marina busca en la. tit, viña. Cae Santa Marina el i8 de Julio, y el que acude listo ya sañas. En Julio ¿dónde anda el mozo? en la acequia ó en el j ozo, añade otro refrán castellano. ¿ü, sted no ha sido hatero ó galopín de segadores? Peor para usted; es una vida alegre. Los hateros sabemos todas las tragantadas de Julio. Pues mire usted, cne. stemes, todo lo que no sea para cada hoz un cántaro de arroba diario, es morirse de sed. Pisto no lo creerán los señoritos que toman limón del tiempo chupando con rma pajita. La ración de un segador que cumpla como Dios manda, es esa; una arroba, ni más n i menos. ¿Qué está usted diciendo ahí de vino? E l vino al segador le enciende más que le apaga; sobre todo si es tinto, que es duro de sudar. Bien, s í señor, una colodra de lo blanco no le hace mal cuerpo al hombre; pero donde está un pico de un cántaro y un hombre con cuajo para echar- brá encontrar entre los agraces algo dulce y sabroso. Una semana después, ya lo dice el cantar; Por Santiago y Santa Ana pintan las uvas, pa la Virgen de Ago, sto ya están maduras. Pero eso es según los lugares; hay sitios en que el albillo se da pronto; otros en que es más tempranero el lairén ó la albarazada. Las moscateles nose sabe á punto fijo cuándo dejan de ser agraz y comienzan á ser uvas de veras. Las ciriales, tienen la rareza de que para ellas todo el año es Santiago y Santa Ana; se pasan pintando todo el mes de Agosto y hasta el de Octubre; éste las toma por no maduras, porque piensa que serán negras; estotro las cree cercanas á hacerse pasas, porque cree que eran blancas ó doradas, y él más avisado es el que las mira y no las prueba. El que tiene viña cerca de su casa y posee además pavos, pavas y pavipollos, no pregunte dónde se han ido; en llegando Santiago, pica la uva el pavo. se dos azumbres de agua entre pecho y espalda, déjese usted de vinos, que recalientan los cuadriles y aflojan los puños. Y en Julio- -dice el otro- -lo verde y lo maduro: total, que en este mes se da toda la siembra. Dicen que hay terrenos en que la cebada n o se descabeza. Ríase usted de eso. La ceNi el cazador pregunte dónde se han metido los bada, en Julio toda segada; en Julio mi trigo y en Agostad conejos. Por Santiago esconde el conejo e rabo, y hace de mi amigo. Ya sé, ya sé que el trigo aguanta, pero falta un buen perro de dos vientos ó de nariz hendida para sacarle del codil. ¡Profundo sabio el cola siembra granada en el campo no hace nada y eil la era es donde hace falta. Le dijo Julio al parvero: -Ya nejo, que duerme la siesta mientras la humanidad dormirds en Enere. Quien baila en Jtdio, llora en Diciem- se afana, se abrasa y se consume! ¡Uf, qué calor y iré, y él sueño por la Magdalena es hambre en Nochebuena. qué trabajo! ¡Quién fuera conejo! B. Y N.