Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A De un laúd en las cuerdas medio rolas, por sacrilega mano abandonadas, dormían mariposas matizadas igual que hileras de sensibles notas. Lluvia imprevista de crujientes gotas dejó al laúd sus cuerdas destrozadas, y huyeron los insectos á bandadas como raudo tropel de gav iotas. De mi pecho en las cuerdas doloridas, llevó mi amor, como el laúd, dormidas, ilusiones que fueron mi tesoro. i Rompió las cuerdas mi llorar violento, y huyeron libres por lo azul del viento mis ilusiones como enjambre de oro. lítós jA, Salvador 7 UEDA