Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
El primer periódico en que colaboró Bretón se titulaba Diario Literario Mercantil, que obtuvo escasa vida, pues dio principio el i.o de Abril de 1825 y cesó el 10 de Julio del mismo año. El primer artículo que firmó con la B. inicial de su apellido, se halla en el número del Correo Literario y Mercantil correspondiente al i.o de Abril de 1831, pero Bretón era ya redactor de este periódico hacía por. lo menos un año, pues en carta fechada el 17 de Junio de 1830, decía al entonces capitán de Caballer uan de la Pezuela, hoy conde de Cheste: ¡Cari, zuela! Te incluyo dos números del Correo en que s e ñ a n insertado el artículo y versos que me envía 5, sintiendo en el alma que el cernícalo de Rementería, á pretexto de tener pendientes materiales dt- nás urgencia, se haj a dejado en la cartera uno de tus sonetos. ¡Cómo ha de ser! Ya sabes que yo no mando soberano en la redacción. El calificado de cernícalo por Bretón, era D. Mariano Rementería, director- propietario del periódico. IvO primero que publicó con sus iniciales M. B. fué esta paranomasia: Con a demuestro quién soy; con e me encuentro en la misa; con i llamo á mi mujer; con o soy sacerdotisa; y con u soy en la iglesia La palabra es cara. 1 -Persona más precisa. Bretón como periodista, tanto en prosa como en verso, hacía reseña de los acontecimientos contemporáneos; composiciones que están por completo olvidadas y que, reunidas y dadas á luz, alcanzarían gran éxito. CAMPOAMOR P N i ES que inventar las Dolaras, que tanta fama le han dado, el bueno de D. Ramón militó en el periodismo literario y luego en el político. Diecinueve años tenía cuando en el periódico bisemanal Las Míisas hizo sus primeras armas, y veintiuno no cumplidos cuando en unión de Bravo Murillo, Alcalá Galiano (D. Antonio) Donoso Cortés, Ríos Rosas, Conde de San Luis, Pacheco v otros literatos y. políticos, formó parte de la redacción del diario monárquico- constitucional El Correo s: í f Nacional. En Noviembre de 1856 fundó y dirigió el periódico órgano del moderantismo. El Estado. De su redacción no quedan hoy más que Sos personalidades: Carlos Frontauray Teodoro Guerrero. Estas noticias es fácil que sean conocidas de m u c h o s pero de seguro que hay mu pocos que recuerden un hecho posterior á ellas y que estuvo á punto de costar la vida á un marino tan c o n o c i d o como D. Juan Bautista Topete. Era el año 1863. El general O Donnell acababa de nombrar ministro de Marina á don Augusto üUoa, con gran oposición del Cuerpo. Topete, capitán de navio, aconsejado, set Vi- gún cuentan, por G o n z á l e z Brabo, insertó en El Contemporáneo un comunicado contra Campoamor, por haber llamado éste á los marinos comedo- E res de ostras. Esta frase dio lugar á un duelo á sable, que se efectuó en Vista Alegre, quinta del Marqués de Salamanca, y sin más testigos que los generales de Marina Prat y Quesada, padrinos del Sr. Topete, y el general Reina y el barón de Vi médico D. José Berra y uno de lo j, j Creyó Topete habérselas con un aprendiz en el manejo dt arma, y hecho el saludo, comenzó á amagar distintos golpes, formando á la vez iholinetes, á fin de deslumhrar á su contrario; pero éste, más sereno ó más cauteloso, no descompuso su guardia; esperó el primer golpe verdadero, lo. paró, y ligero como una saeta, levantó y dejó caer el acero sobre la cabeza del marino, haciéndole una herida que, si no fué grave, fué bastante profunda en todo lo largo de la frente. Cegado por la sangre que derramaba en abundancia la herida, no pudo continuarse el duelo. La cuestión personal quedó terminada, pero la cuestión política tuvo las consecuencias que el poeta había querido evitar, porque el Ministerio presentó la dimisión, que le fué admitida. Aquel mismo González Brabo que aconsejó á Topete suscribiese el comunicado origen del duelo, fué cinco años más tarde, como presidente del Consejo de Ministros, víctima de la insurrección promovida por el mismo marino en la bahía de Cádiz, EDU. 4 RD 0 DE LUSTONÓ D I B U J O S DE M É N D E Z BRINCA