Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
La Ilustración Española y Americana, con SUS dieciséis grandes páginas de texto y grabados, puede afirmarse que ha contribuido poderosamente á la cultura de la burguesía española, sabiendo alternar con gran acierto y con discreta medida la parte artística con la informativa, y el artículo de actualidad ó la crónica semanal con el cuento, la poesía y el trabajo de erudición sobrio y nada indigesto. R n La íhcstración Española y Avzericana IiUjSTMCIONÍI P. i lMEMejjri. liemos leído los más elocuentes artículos de política europea y americana que escribió el gran Castelar; las ingeniosas crónicas parisienses de Fernández de los Ríos; cuentos y artículos deliciosos de Pedro Antonio de Alarcón, de Trucha, de Castro y Serrano; los primeros trabajos de crítica y las clásicas poesías de Menéndez y Pelayo; las magistrales conversaciones literarias de D. Juan Valera; los curiosísimos esbozos de costumbres del siglo XVII, por D. Julio Monreal; las siempre discretas crónicas de Fernanflor y de Fernández Bremón; las atinadísimas críticas teatrales de D. Manuel Cañete, y otras muchas obras literarias de gran valía. Sn La Ilustración Española y Atnericana A N O XV- N U M n vl- ll,l l i; 9 ABELURDD D CIRLDS E fueron dibujantes de redacción los más ilustres arti. stas españoles: Pradilla, Ferrant, Martín Rico. Nadie ha olvidado aquella sin igual colección de geniales apuntes que para La Llustración dibujó el insigne José I uis Pellicer en la guerra civil y en la guerra turco- rusa. A La Ilustración se debe también el haber vulgarizado por medio de los excelentes grabados de Pannemaker, de Baude y de Brend amour, los mejores cuadros de los modernos pintores extranjeros. Después de La Ilustración Española y Americana, el periódico ilustrado español se ha convertido en una necesidad de todas las clases sociales. Siguiendo las huellas de aquella hermosa publicación, los grandes editores barceloneses han dado á luz, para hacer compañía á sus publicaciones de lujo, periódicos y revistas de tanto fuste como La Ilustración Ibérica, La Ilustración Artística, Álbum- Salón é Hispania. Artistas tan eminentes como Casas y Utrillo, han ofrecido á los paladares refinados las selectas páginas de Peí Ploma, hoy cambiada y mejorada en Forma. Pero estas publicaciones, inasequibles por su precio y calidades á la gran masa del público, no bastaban á todas las exigencias, y fué necesario crear el periódico ilustrado popular, en que por el menor precio posible pudiera todo el mundo hallar reunidos un texto ameno é interesante, grabados artísticos é. informaciones de actualidad. Fxistía ya el periódico de amena literatura y de sátira artística Madrid Cómico y SUS similares. El antiguo director de El Cascabel, D. Carlos Frontaura, intentó, sin gran éxito, en La Risa, la empresa que BLANCO Y NEGRO acometió en 1891. Comenzamos hace trece años nuestra labor, más llenos de entusiasmo que sobrados de recursos y elementos. La suerte nos favoreció desde el principio. No queremos decir que modificáramos ó dirigiéramos el gusto del público, sino que le estudiamos y procuramos adaptarnos á él. Poco á poco fuimos mejorando nuestros procedimientos, buscando todos los medios de agradar y complacer al público; éste no ha sido nunca una dificultad para nosotros, sin que esto sea negar que las ha habido y muy grandes, pero no procedían del público, sino de las múltiples novedades que ha sido preciso introducir en la composición y tirada de nuestra revista hasta conseguir completo y satisfactorio resultado