Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
N I o parecerá excesiva presunción el que atribuyamos á la Prensa ilustrada influencia casi tan grande como la de la Prensa diaria en la cultura del público español. La Prensa diaria podrá atribuirse con fundamento la educación política de los españoles, pero la verdad es que liasta hace muy poco tiempo los periódicos políticos (salvo contadas y honrosas excepciones) no han aspirado á la dirección intelectual científica y artística de sus lectores, sino más bien á sumar voluntades y aquistar convicciones parasus ideales departido. Hoy día, ya lo mismo la Prensa diaria que la ilustrada se han hecho cargo de su nlisión, al par informativa y educativa. En tal sentido, la obra es común; y la Prensa diaria la realiza con mayor extensión, pero la ilustrada, con mayor intensidad. El primer ensayo de periódico ilustrado e, spañol no fué, como suele repetirse, el Semanario Pintúrésco, sino El Artista, cuya publicación comenzaron el día 5 de Enero de 1835 en la famosa imprenta de Sancha un excelente escritor, el famoso D. Eugenio de Ochoa, y un excelentísimo artista, D. Federico de Madrazo. lira un periódico literario y de bellas artes que se publicó quince meses. Su colección, que es bastante rara, consta de tres tomos de 312, 310 y 160 páginas respectivatnente. El noble intento de Ochoa y Madrazo fracasó. Aquellos dos artistas apuntaban demasiado alto: el periódico resultaba superior á la cultura media del público. Era necesario que un hombre tan experimentado como Mesonero Romanos diese la pauta de este linaje de publicácioues, y así lo hizo imitando en forma y fondo el Penny Magazine, que pocos años antes había comenzado á publicarse en Londres, y el Magasin. pittorcsque Síülít t fc POt í ií i; i: s o Kv -T fÍ, ji 1 lrii; iu- íif ñrjoinn. an al Ijud í i J 1 P 1539 mi r ¿i A J E S DE LOS iOLD. UOS CH 1 0 S. liírtaro) m p u d r l i n a s concluid CD el sipfo V i S u i c u i t i p i c i i d c n c n ocho jllst. n Iby t. L, a de 1 1 Ijs jjrí ocup n c d t l p d. l ¡lo J iCei- ido DUDCa a un chin lie Ic ciudadaC o m p r e n d i d s I iS h! s I r s l i w D c í Ivyei y religión áen i í c t c c i c a t o i mil b o m b f e s jaf TU J- M áel p a i SM el j e so fu c publacioocí. Ls m. -yor digDÍiLid cu: es la d f t Tsiang- KiüQ, TOMO U. de París. Y así nació el Semanario Pintoresco Español el día 3 d e Abril de 1836, en la imprenta de Jordán. Duró la existencia de este interesantísimo semanario hasta el 20 de Diciembre de 1857, en que ya no pudo resistir la competencia con otros periódicos ilustrados más peiiectos en su. composición é ilustración. Da redacción del Semanario Pintoresco era brillantísima: D. Ramón de Mesonero Romanos, D. José de la Revilla, D. Mariano Roca de Togores, Marqués de Molins; D. Eugenio de Ochoa, D. Joaquín Ezquerra y D. Clemente. Díaz firmaban los artículos en prosa; los poetas eran D. Gregorio Romero D a r r a ñ a g a y D Salvador Bermúdez de Castro. Imperfectísimos los grabados en madera que adornaban algunas páginas, eran, sin embargo, originales de artistas españoles, y á monumentos, tipos y escenas españolas se referían. Seis años dirigió esta publicación Mesonero Romanos, áquiensucedieron en 1843- 44 D. Gervasio. Gironella; en 1846 D. Vicente Castelló para la parte artística, v para la literaria D Francisco Navarro Villoslada y D. Ángel Fernández de los Ríos, al insigne periodista á quien puede considerarse como el más inteligente y activo propulsor del progreso en la Prensa ilustrada del siglo xix. El solo dirigió el Semanario PÍ 7i íorescoáesdL 1847 hasta 1855, y en 1856 dejó la dirección á D. José Muñoz Maldonado, conde de Fabraquer; al erudito arqueólogo D. Manuel de Assas, y al ilustre fundador de El Pnparcial, D. Eduardo Gasset y Artime. El éxito del Semanario, Pintoresco fué muy grande y, por consiguiente, trataron de imitarle otros periódicos (España