Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LOS DOS TESOROS (En el abanico dt I i Si quieres se niña inocenfe, guarda los dos de más proveo ¡la señal del orí- sobre fu frente ¡el amor de tus dentro del pech Como la fe di no hay dulce c; como el filial CÜ; no hay sol radir ¡la esperanza eisiempre en el a ¡los que vida fe siempre delante Tv, n i. l -i L lia C i- I i! 1 S Dr al peligro, i- L. rcciendo; c r (ios tesoros, v. ú- Ji- do. ¡ñllá arriba, una estrella siempre luciendo! ¡í quí abajo, un cariño siempre velando! Desprecia de esfe mundo las asechanzas; desoye las lisonjas del amor niño. ¡Coloca en lo más alto fus esperanzas, y condensa en fus padres todo el cariño! ¡Quiera Dios que ios veas morir de viejos y heredes sus virtudes digna y ufana! ¡Quiera Dios que no olvides estos consejos y que al cerrar fus ojos mueras cristiana! Por el mar de la vida, boga que boga, las playas de la muerte busco llorando; ¡pero aunque en mi garganta la voz se ahoga, en viendo un angelito, ya estoy cantando! no anides en tu alma la negra duda; ¡cruza el mar y no olvides, niña preciosa, al viejo marinero que te saluda! Suarda siempre estos versos que fe dedico. NO los pierdas, si quieres vivir en calma; y si los borra el aire de fu abanico, guarda, niña, una copia dentro del alma. José EYñN DIBUJO DE E. ESTEVAN