Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Sí s s- A l: t alzábase la pesada mole de la iglesia, fuerte y poderosa en la edad de hierro- siem pre abrumadora, imponente siempre, con su barbacana testigo de sancrrientas escaramuzas T, sombra de aquella masa rojiza de ladrillo cubría la mitad delluga? ejo que entumecido seaSirr Sob? d? Í r TY y a d a s y enclenques en las ualesVdo es c X z a Sobre la diafana pincelada celeste destacábase vigorosa la torre mudéiar con sus ras. ados venta h Í i? adosados a sus muros aún subsistían restos desmoronados de l a s a p i L del cementerio liei- o por los despojos de la muerte, que llegaron á topar con ella despertándola en el fondo de su fosas ap ri n cía d r c i a s inas h l S y en una de ellas vivía conp suemuier el u t n d M u é rla S f e s T a n d nllá f -7 -n d o sacristán de o rU i a o apdnencid ae casas m L habitables, K r o r a d o r e s estupendo u e j a i í f f í e s e n t r S t r s s e n! v, í? 1 ido de su mujer dormía á pierna suelta, roncando á más y mejor despertóse bruscamente como agitado por sacudimiento extraño y misterioso. Abrió los oíos v en la o b s c n r S profunda pudo ver sobre su cabeza, casi tocándole con sus fríos huesos una espantable ca avem oue T l? T sombrías, mientras gesticulaba en sus oídos p X b r a r i n n t e l i o- i b l e s raíinbn 1 n o í f l f incorporó sobresaltada, y a u n q í e la h; feliz se rasgaba los ojos a fuerza de mirar, no lograba ver lo que á su marido tanto le hacía temb ar arrebu ado bajo las sabanas. Hicieron luz, pero aquella visión, ó se había desvanecido ó no existió s S o en la mente del timorato sacristán, que amostazado con las invectivas de s S S u ¿r volvióse á acosté apagando la luz, mas permaneciendo desvelado el resto de la noche Al s i- u S e día escudriñó? odo los rincones d e s u casa, mirando con recelo la parte interior que comunicabrccn L n S r f v e c i í S a d a d o s i í t o l tra nquilizando día por día, h a s L X Í d a í í o c m S t- i Mas no habían acabado las aventuras del pobre rapavelas, porque otra noche, lo que le hizo des-