Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
La guerra ruso- japonesa D R O S I G U el cuento de la buena pipa, ó sea la guerra ruso- japonesa, sin que hasta el presente haya llegado la sangre al Yalú, que es el río más indicado para ello. ¡Qué lastima! piensan piadosamente los apacibles y humanos filósofos, que no se verán satisfechos hasta que puedan contarles á los amigos del café cuántos y cuántos han sido los millares de cabezas separadas del tronco y de cadáveres insepultos. Durante algunos días de la SOLDADOS KUSOS RKCORRJRNDO LA V Í A D E L FKRROCARRir. TRANSJIANCHURIANO semana pasada circuló por esos p e r i ó d i c o s i n g l e s e s entre otros infundios y cañarás, el de la toma de Puerto- Arturo por las tropas japonesas. No nos atrevemos nosotros á decir que semejante hecho no haya ocurrido cuando ustedes vean las fotografías que los señores estereógrafos Underwood y Undenvood han tenido la dignación de remitirnos; pero, sin echárnoslas de estrategas baratos, tampoco creemos que aun cuando Puerto- Arturo caiga en poder de los japoneses se va á concluir por eso la guerra. Dos importantes objetos que se proponían los rusos, v a n lográndolos hasta ahora: primero, garantir y asegurar la circulación de trenes por el ferrocarril transmanchuriano, y para ello vean ustedes cómo los desDKSEMBARQTJE D E CARALLERÍA RUS. EN PUEKTO- ARTURO tacamentos y patrullas de tro pas moscovitas van recorriendí la vía férrea para evitar el qu se repitan las intentonas de lo; enemigos, que ya en varias oca siones han cortado los rails y e telégrafo y h a n intentado vo lar varios puentes; y segunde mantener en Puerto Arturo nú mero suficiente de fuerzas par; qvie no sea fácil un golpe d (mano por tierra. También pue den ustedes ver muestra de có mo realizan este segundo pro pósito, acumulando un día y otro tropas de todas las armas en aquella ciudad. En fin, como nota pintoresca, reproducimos la fotografía de un noble señor manchú con su esposa, que salen de visita vestidos de tiros largos y con el acompañamiento acostumbrado para estas ocasiones. UN NOBLE MANCHU YENDO DE VISITA COK SU ESPOSA Sttíroographs copyright Underwood Underwood. London N. Y.