Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
B SBSSHBB BnHI BS BHBBbQ h para e l l o c o n v e n d r á buscar al codo un punto de apoyo que le sosARTE DE GUIAR tenga ligeramente, pero UN TONNEAU sin impedirle la libertad de m o v i m i e n t o s j- Tl, (omzeaa, -por stl baAmbos brazos deben ir ratura, por sii eleunidos al cuerpo, pero gancia y por la facilidad sin echar atrás los coque el guiarle ofrece, es dos, con lo cual todo el lio -día el carruaje facuerpo adopta una acvorito d e l a s muchatitud violenta y el cachas solteras. ballo se resiente, pori o se crea, sin embarque las riendas rígidas go, que el guiar un tonle tiran y le desunen. ncau es tan s e n c i l l o Es m u y importante como beberse un vaso acostumbrar al caballo de agua ó como dar á que esté quieto sobre calabazas á tm posma. los cuatro remos y a q u e Es necesario tener cierp a r t a haciéndole una tas disposiciones natusimple indicación con rales: sangre fría, ojo las riendas, sin excitarperspicaz y gran flexile con voz, silbido, ni L. -V SEÑORITA L. O. bilidad y ligereza de E K S U T o N N E U otra inanifestación impromovimientos. Hace falpia de la corrección de ta, asimismo, conocer á fondo las cualidades de la una señorita. Para que salga al trote habrá que jaca que se guía. Cuando ésta es mansa, resulta apoyar fuertemente con e! pulgar sobre las rienfacilísimo subir al carruaje y colocarse cómoda- das. No conviene al tonneau otra marcha que el mente en él. Lo mismo da sentarse á la derepaso y el trote, corto ó largo. Para acortar el cha que á la izquierda; pero la práctica acrepaso basta recoger las riendas con la mano dedita que es más fácil guiar desde este lado. recha, sin dejar de templarlas con la izquierda. Las riendas se cogen con la mano izquierda, La fusta debe emplearse con ¡suavidad y debiendo usarse la derecha solamente para sólo en casos necesarios. Una jaca educada apoyar la otra y para manejar el látigo. Hasta con la fusta vale mucho menos que educada que se conoce bien la sangre del caballo, nada con las riendas. Para volver, ya sobre un lado, más difícil que templar las riendas; esto es, j- a sobre otro, basta recoger la rienda corresacertar con la manera y forma de que al capondiente, sin molestar á la jaca, pues no ballo no- íe fese el bocado, ni tampoco le sea debe olvidarse que lo mismo el caballo que tan ligero que juegue con él; esto es más fácil el hombre son mucho más fáciles de guiar de conseguir guiando con una sola mano, y manejándolos con suavidad y cariño. S l EMENINOS SALIDA AL TROTE Fotografías Asenjo PARADA