Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ÍI. A SOPA SE ENFRIA! J o s P IIJÍOS í ne e- scriben a m c s g a d i i s V í ü n l i s U t a s bipi iU íis ncerca d e Uu; civilíziiL iones íiilura i, afinjiniiH co iio el (loctnr Kurd Luswílz en su cxtrnTIO libro E iiif fr pUtirí i íjiie cn los lú inpns vtnidcrníí s t Miprírnirá r- iíiic: ilnuntc d hiibiía d t reunirse á c o m e r en familia loilus lo días, y mucho más t l de celcbr. Ti baiiqneU sy amistosos ai ajkts coiuí IOÜ q u e ahora se verifican int día íí V o l m taiithién bajo lo i mil: íútiles i r t l t l o s polilíco. s, artiVlicüs, induhtnales. iuelc. Creei el doctnr l. a wít y otrn emíiit iile- s iflcúlí íos í ino tal costumbre es un despreciable resto de las nnlijíií S MicieJítdts salvajes y hArharaN: y aducen en Í. U apoyo UTia -iicioi; de cjctuplos d e comilonas en común cclebr; tdas p o r los ¡uilrLtpófaiíi í de- África y d e his sl: is de la Sonda, islas f M por cierto, les h a n salido b u e n a s á los uiUropóio jíos p a r a citar ca fS raros y eNtrav; ijíiuicias ¡lOTtcnliisas d e lodo jcnerip, m u y propias p a r a cxpnestíis y prcfienladLis eii libros d e datos cniuo base d e inducciones m a s ó menos hipotélicas. Dicen, jnics, q u e las comidas deben í- cr íicloí, ¡nd ¡vidnalir i, como til de por ejeniiilo, y que n o tiene atractivo a l g u n o el jvr fi mT h los d e más mientras uno come, Y en esto iptetitficn rascón sobríida: pero como resistir á u n a invitación como l; i que tsii joven tan fresca y tan aperitiva nof diriíre con sus labios d t rnsa D í a n l o q u e iitj ieran los antríipólo s v los sucíólugos del porvenín ahí está la eíiíca diciendo: icoi t u o s diciendo: jCome La bopa se enfría! lia, k c l o r ¿vamos á ia niesaí iiiucju i G kviuu nxi