Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
conocido en este mundo: la distinguida y apreciable miss Alix, quien probablemente cuando ustedes lean estas cortas líneas ya se habrá lanzado tres ó cuatro ó más veces á practicar en el circo de Price un descabellado y sensacional ejercicio, consistente en arrojarse, montada en un automóvil, por la pista circular del Looping the loop y largarse luego por los aires á manera de diabólico proyectil. Es verdaderamente asombroso el empeño que diferentes miembros, más ó menos distinguidos, de la humanidad manifiestan en romperse la crisma por ingeniosos é inesperados procedimientos. Nosotros, el día que nos visitó miss Alix, la veíamos y no la veíamos, como suele decirse. Es una señora que, por su amor al peligro, más bien que Alix debía llamarse Maura. I í NA de las cosas que con más gran fervor pedíamos des de hace tiempo al Altísimo en nuestras cortas oraciones, era que nos deparase un concejal lo bastante ilustrado, inteligente v activo para q u e realizara una completa reforma en el pavimento de esta muy ilustre Villa. Sin d u d a que el Supremo H a c e d o r Ki. DI: QUI DF, A K F V A L O DF, L R E Y nos ha oído y Fot. Bcsiiies ha i n s p i r a d o Ó iluminado al E. xcmo. Sr. Marqués de Lema, nuestro muv amado alcalde, para nombrar Inspector de Vías y Obras al Sr. Duqiie de Arévalo del Rey, joven Grande de España, hombre de gran independencia, y que por su cultura, adquirida en constantes viajes por las grandes capitales de Europa, se encuentra en condiciones de tomar indispensables y prácticas iniciativas con el fin de que los infelices madrileños no nos pasemos la vida metiéndonos en barro hasta el colodrillo ó dando tumbos y tropezones sin llegar caminando por estas a, sperezas, de la inmortalidad al alto asiento c o m o dijo el clásico, previendo las talles de Madrid en el siglo xx. LA DOCTORA FlOÑA CONCFT CTÓX ALKTXAN D RK Fot. Albi; icll E R D A D E R A alegría nos produce el honrar esta página publicando el retrato de la ilustre Srta. Doña Concepción Aleixandre, que leyó en la sesión inaugural del presente aiio académico en la Sociedad Ginecológica Española un magnífico discurso, cuyo tema e r a EL ginccáloge en sociedad. E a S r t a A l e i x a n- ¿SOY ó NO SOY EL ZAR DE RUSIA? Caricatura del Daily Cmpliic dre, que es doctora en Medicina y Cirugía y ejerce su profesión con raro acierto y felicidad, demostró en dicho discurso una elevación de critei io, una cultura y una seguridad de estilo verdaderamente notables. Harto más que todas las predicaciones de los feministas teóricos hacen en pro del se. xo femenino ejemplos tan hermosos y de tanto provecho práctico y moral como el de la insigne doctora valenciana. D A R Á terminar estos apuntes, recogemos del Daily Graphic wn- cx interesante nota política relativa á la actitud del Emperador de Rusia ante el conflicto ruso- japonés. Bícese que en uno de los líltimos Consejos, cuando ya hasta los más mesurados y prudentes consejeros del Zar parecían inclinados resueltamente á la ruptura de ho. stilidades en Manchuria, el Zar se levantó indignado, diciendo: ¿Soy ó no soy el Zar de Rusia? ¿Soy ó no el Emperador de la Paz... -Y terminó el Consejo.