Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
sa -f í ít- í- hombres de la Edad Media, intolerantes y feroces; al contrario: dentro de la ruda energía propia del carácter arago o es Verona, la ciudad de i ORREÜíí L E A. MliEI. P nés, el de los turolenses apa Romeo y Julieta; la Ciurece templado por no sabemos dad de los Amantes, la que al amor tan sólo debe su celebridad, es Teruel la si- qué simpática y agradable dulzura, que se diría lenciosa, Teruel la romántica, por cuyas calles es- infiltrada en el ambiente de la ciudad. trechas parecen vagar los atormentados espíritus El cielo allí es apacible; las casas y calles, trande Isabel y Diego, cuyos cuerpos cenicientos y quilas; de trecho en trecho rasgan los aires afiliamojamados seconservan como una leyenda hegranados torreones y alminares moriscos como cha realidad tangible. los de San Salvador y San Martín. Este último, á Teruel es una ciudad hidalga cuyo reposo no horcajadas sobre un arco, parece un caballero han perturbado los ruidos y apresuramientos del árabe con repujada armadura, en cuyas labores moderno vivir. No vaya por esto á creerse que los se quiebran los rayos del sol... La ChM k los amaníes 4 M W mtm CALLE DE LOS AMANTES Y TOE. RE D E SAN MARTlN LA CATEDRAL Fotografías E. Lucini