Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
EL A D V E R S A R I O l ACTO SEGUNDO. ESCENA D E LA SOIRÉE ACTO TERCERO. DARLAY (SS. GARCÍA ORTEGA) MARIANA (SRA. PINO) Fotogs. Muñoz de liaeha ha suspendido las coplas. La paz reina en Varsovia... pero no respondemos de que siga reinando cuando ustedes lean esto. N literato cultísimo y de gran talento, Alfonso Danvila, ha tenido la excelente idea de presentar en gallarda y castiza forma al público del teatro de la Comedia la obra de Alfredo Capús y Manuel Arene, El adversario, estrenada hace tres meses en París, y que sigue representándose allí sin interrupción y con grande j -justificado éxito. La citada obra es un verdadero modelo de alta comedia, que nada tiene que envidiar á las más famosas de Dumas y de Augier. Pocas comedias ofrecerá el teatro contemp oráneo francés en que la exactitud de la observación social, la profundidad del análisis psicológico, el estudio de caracteres y el dificilísimo arte de la transición de lo cómico á lo dramático lleguen á mayor perfección. El caso particular presentado por Capús y Arene resulta de grandísimo interés artístico y humano, y la conclusión que de él se deduce constituye una honda y desconsoladora lección moral. Y el mayor mérito de la comedia, á nuestro entender, representa una verdadera lección para los dramaturgos amigos de contrastes violentos y de brutales oposiciones de caracteres. Los personajes de El adversario no pueden dividirse en dos grupos opuestos, uno de malos y otro de Imeiws. Todos ellos son personas corrientes, vulgares, ni prodigios de inocencia ni monstruos de maldad, y sin embargo, la tensión dramática no puede ser mayor ni más conmovedora en los dos últimos actos. El adversario 3. obtenido muy buena interpretación en la Comedia, distinguiéndose principalmente las señoras Pino, Alverá, Cátala y Bremón, y los señores García Ortega, Tallaví y Balaguer. La escena de la soirée en el segundo acto ha sido presentada con admirable propiedad. U