Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Hnfrcntc ácl cuadro ¿J l- i Vir jerif derribado como un luchador á quien I t faltan fuerzas p a r a m a n t e n e r la brtg a xtiás bien que t e n d i d o sobre un montón d e paja infecta, yacía el pobre adolescente contemplando su obra, m i e n t r a s la. lágrim. -ts corrían lentamente por í! u cara. Con aquel día que acababa entre púrpuríLs de un íol poniente, cspirah- i el último plazo q u e Samuel el judío, i n c s o r a b l e en s u s tratos de viejo mercader, le b a b í a otor rado p a r a cumplir el pacto infame ó con crueldad i n a u d i t a E n aquel d í a e r a preciso devolver ú j u d í o los seis florines d e oro, más otr s tres de usura, que le había prestado un mes antes p a r a comprar cu Pisa, en el viejo cementerio, seis píes de tierra bendita de j e r u alén p a r a enterrar á su m. idre, Y el plazo era fatal y él n o podía pagar. Lo Había T dido todo: sus apuntes, s u s bocetos, los trozos de siiíLua recogidos p o r p u propia m a n o en la campusa romana, sils pobres muebles su camaf la cama en qite expiró su madre; sus artn. is: su espada, la recia eSp, da milanesa q u e b e r e d ó de su padre. Todo. Hacía tres días q u e sólo comía iin p e d a z o d e p a n d e maíz rociado con a p u a del A m o Aquella m a ñ a n a Flavío h a b í a i n t e n t a d o un último esfueiT o, había querido, ¡quimera Ínsensata! H ablandar el duro conizón de Samuel con ruegos y promesasAl rayar cl alba, casi á tientas, atravesil la dormida ciudad, y aguijoneado por su dolor, q u e le impuls a b a con fuerza irresistible, llegó eu la carrera loca b a s t a tortuosa calleja en que. allí en la judería, ñainuel tenia su cubíb Aún n o h a b í a abierto la tienda, y F l a v í o t u v o q u e Aguardar allí, roído por impaciencia fcbrib Por fin, tras largo y premioso descorrer de cerrojos y rechin a r de trancas q u e aseguraban la puerta, p u d o entrnT en la obscura mansión. Pero todo fué en vano. Samuel insistía t n pedir su dinero ó en recobrar la posesión d e aquella sepultura, -Vende tu cuadro- -dijo; -es bello, 3 en cualquier c u n v t n t o le lo comprarán. 7 lÁf. V. w X