Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
r I A y RODIN Y SU ESTATUA LE PEjSSEUR DESTINADA A LA EXPOSICIÓN D E SAN LUIS Fot. Gribayedoff el esfuerzo. En esta admirable estatua no piensa solamente la cabeza, sino que la labor cerebral distiende toda la musculatura; todo el gigante piensa, desde la punta del pelo hasta los artejos de los pies; y la fuerza del pensamiento en él es tal, que aterra é impone: como que la figura parece pronta á lanzarse con salto pavoroso á lo desconocido. A grandes prodigios nos tiene acostumbrados Rodin: pero esta última obra suya nos parece de una importancia tan grande que, lo repetimos, con enviar sólo eso Europa á América, puede América persuadirse de que aún le quedan á Europa muchas cumbres á las que no llegan los tiros de las escuadras más poderosas, ni las torres de oro de los más opulentos multimillonarios. DON RUPERTO