Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Ceola Jndinez es un tipa eerdaderameníe raro, y su rareza (que algunos enauenfran digna de aplauso) consisfe en haaerlo iodo, iodo hn snlkipsdo, que da lugar muchas veces á sabrosos comenfaríos. Dmpaaienie, preoison. H anfieipsda en sus solos, nos causa de un golpe a lodoi asombro, exlrañeza y pasmo. JCo hay temor, cuando va á misa, de que no llegue temprano, pues para oírla el domingo coger sillo va el sSbado. Jl la estación, si es que viaja, llega cuando están limpiando los coches, y el veraneo lo empieza en el mes de Jñarzo. ¡Por su afán de hacer las cosas con tiempo, á las diez y cuarto de la mañana la suele cenar todo al iño. f Cu va un disjusto muy gordo iorque fué á pedir la mano de la novia de su chico unos tres meses ó cuatro antes de que comenzar n á ser novios los muehachcs, y hoy dia, cuando la nuera va a salir de su cuidado, desde un mes ante la fría, dlcléndola: Vamos, vamos, ¿áqué demonios aguardas? G despachas ó me enfado. s ¡se trata de un pósame 10 sé cómo de un trancazo se libra á veces, pues dice é la familia: jlcompaño en el sentimiento á ustedes, cuando el ¡difunto estámak pero aún no está de peligro; y más de tres se han curado después de haber ido Costa aecharles al camposanto floréenlas, siempre en alas de sus necios adelantos. Sn fin, ¿qué más? ayer iba ion urios lentes ahumados. ¿Cienes enfermos los ojos? (la pregunto junto al ¡Prado) y ella responda: -Juamfo, ya sabes cómo Ir. s gasto; y hoy mo he puesto ya los lentes para luego no olvidarlos. ¡Pero sino anuncia ahora ni un eclipse el calendariol- ¡ya lo sé; pero ¡o anuncia para dentro de dos años! JUAN PÉREZ Z Ú Ñ I G A DIBUJO r r. ojA?